Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cort afirma que las edificaciones del huerto urbano no afectan a las casas de Son Flor

La concejala de Infraestructuras, Angélica Pastor, asegura que las actuaciones que se realizan en la finca de propiedad municipal se ajustan escrupulosamente a la legalidad y no incumplen la ficha del catálogo de las casas de la antigua possessió

Huertos urbanos en la possessió de Son Flor. B. Ramon

Las edificaciones que se levantan en la finca de Son Flor como consecuencia de la habilitación de parte de estos terrenos de propiedad municipal en huerto urbano se ajustan a la legalidad y no afectan a las casas de possessió, incluidas como elemento a proteger en las fichas del catálogo municipal con el grado B, que obliga al mantenimiento de la edificación y a mantenerla aislada.

A raíz de una denunciar por redes sociales formulada por la asociación vecinal Ponent Potent, en la que se ponía de manifiesto que un muro de bloques de hormigón y una caseta que se construía en la finda de propiedad municipal afectaba al elemento catalogado, la concejala del PP Montserrat Oliveras solicitó en el último pleno municipal al comparecencia de la concejala de Infraestructuras y Accesibilidad Angélica Pastor con el fin de que diera explicacioens sobre lo anterior.

Pastor fue contundente en su respuesta: «No se está actuando sobre elemento catalogado alguno». Explicó que las casas de la antigua possessió de Son Flor constituyen un elemento catalogado identificado en el futuro Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) como B/2801que queda limitada a la edificación. Las obras para la habilitación del huerto urbano se están realizando sobre un solar catalogado como Espacio Libre Público/28-4-P, en el que se permite expresamente la construcción de edificios auxiliares siempre que cumplan unos parámetros determinados. 

En concreto, las nuevas edificaciones deben ser de una planta y tener una altura máxima de cuatro metros (las que se ejecutan será de tres). La ficha del Plan General especifica también que en esta superficie se puede construir un máximo de 81,31 metros cuadrados y la concejala especificó que solo se edifican 67,5 metros cuadrados. Según la calificación del suelo la edificabilidad de esta parcela es de 1,55% mientras que la actuación que se realiza, consistente en la construcción de varias casetas para guardar las herramientas de los adjudicatarios de los huertos urbanos, solo ocupan el 0,83% de la superficie.

En relación a los caminos y accesos que se van a habilitar para acceder al nuevo huerto urbano, Pastor destacó que el terreno en el que se realiza la actuación «se encuentra deprimido en relación a la zona en la que se encuentra la construcción catalogada», por lo que la intervención, según la concejala «no mengua la posibilidad de visualización de la misma».

Si bien la concejala insistió en que las obras que se realizan en esta zona cumplen escrupulosamente con las especificaciones del nuevo Plan General, destacó que esta norma no es de aplicación par esta actuación, puesto que fue aprobada por el departamento de Infraestructuras en septiembre de este año, mientras que la aprobación inicial del nuevo planeamiento data del 28 de octubre. 

Por ello, si se tiene en cuenta la normativa urbanística vigente cuando se aprobó la actuación no establece medidas de protección ni intervención por lo que se refiera a las casas de possessió de Son Flor, por lo que las obras que se están realizando cumplen con lo especificado tanto en el antiguo como en el nuevo Plan General

El nuevo huerto urbano de Son Flor constituye uno de los proyectos ganadores de los presupuestos participativos de 2017, que hasta el momento no se había ejecutado. Supone una inversión de 60.000 euros. Dispondrá de 32 parcelas, 16 convencionales y 16 accesibles. Se dota a este espacio de una nueva red de agua de riego, un nuevo camino de acceso, casetas de almacenaje de herramientas y un nuevo cerramiento.

Compartir el artículo

stats