Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cort ya negocia la cesión de parte de la vieja cárcel para residencia de estudiantes

El Ayuntamiento cederá al Govern la totalidad de las galerías del anterior centro penitenciario excepto el ala situada más cerca de la vía de cintura, que se reservará como centro cultural, para convertirlo en alojamiento estudiantil y de investigadores

Cort ya negocia la cesión de parte de la vieja cárcel para residencia de estudiantes

El Ayuntamiento de Palma ya negocia con el Govern balear y la Universitat de les Illes Balears (UIB) la cesión de buena parte de las galerías de la antigua cárcel, situada en la carretera de Valldemossa, para convertir sus instalaciones en una residencia de estudiantes.

Cort ya negocia la cesión de parte de la vieja cárcel para residencia de estudiantes

En estos momentos, según la teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, se está trabajando en el borrador del convenio según el cual Cort cederá «el máximo posible» de las antiguas galerías del centro penitencirio para la residencia estudiantil y el Govern y la UIB ejecutarían y financiarían las obras necesarias para esta reconversión.

Si bien aún no se ha definido la distribución de espacios, la futura residencia de estudiantes, que complementaría a la actual existente en el campus que dispone apenas de un centenar de plazas, ocuparía la totalidad de las galerías excepto la situada más cerca de la vía de cintura, que se reservaría para la ejecución del Centro de Arte y Creación (CAC) proyectado por el área de Cultura de Cort. Para esta última iniciativa ya se dispone en el presupuesto del próximo año de 600.000 euros procedentes de los fondos de capitalidad (470.000 aportados por el Govern) y 130.000 por el Consell.

Por el momento el Ejecutivo autonómico ha consignado en los presupuestos del próximo año de la UIB una partida de 500.000 euros para la redacción del proyecto de rehabilitación de los espacios de la antigua cárcel para convertirlos en residencia.

Por parte de Modelo de Ciudad se plantea como contrapartida a la cesión de estas instalaciones a que el Ayuntamiento disponga de una reserva anual de plazas en la futura residencia que, a su vez, pueda ofrecer para estancias artísticas y a creadores del futuro CAC.

Se prevé que a lo largo del próximo año se vayan perfilando los pormenores del convenio de cesión, aunque se sabe que la UIB está interesada en poder ofrecer en estas instalaciones «el máximo posible» de plazas de residencia. Para el Ayuntamiento la ubicación de la futura residencia estudiantil permite, por una parte, rehabilitar parte de un recinto como la antigua cárcel y darle un nuevo uso. Se valora además su proximidad al centro de la ciudad y la fácil conectividad con el campus de la UIB ya sea en bicicleta o en autobús.

La ejecución de este proyecto no requiere la reurbanización de la zona. El proyecto urbanístico que afecta a esta zona de Cas Capiscol, aprobado definitivamente por Cort en junio prevé la supresión de los edificios de la antigua cárcel situados en la carretera de Valldemossa, con el fin de que el Consell ejecute los nuevos accesos previstos desde la vía de cintura. Pese al derribo de estos edificios, que ocupan 828 metros cuadrados de superficie, la edificabilidad del antiguo recinto pasa de 9.208 metros cuadrados a 9.500 metros cuadrados.

También se prevé incorporar una zona residencial con la construcción de un máximo de 103 viviendas en 8.240 metros cuadrados con una escoleta en sus bajos. Todo ello rodeado de una zona verde que ocupará una superficie de 17.440 metros cuadrados y la construcción de un talud vegetal para aminorar la contaminación acústica.

Compartir el artículo

stats