Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palmario | La defensora participa en las mesas de seguridad

La Defensora participó en una mesa de seguridad.

La Defensora de la Ciudadanía, Anna Moilanen, ha participado en las denominadas Mesas SECON de Seguriad puestas en funcionamiento por la concejalía de Seguridad Ciudadana como parte fundamental del proyecto de Policía de Barrio. En lo que llevamos de mes se han celebrado dos mesas en las que han participado la Defensora en la primera y su adjunto, Vicente Rodrigo, en la segunda. Estas mesas tienen un carácter periódico y se celebran en cada uno de los cinco distritos existentes en la ciudad. En ellas se reúnen los responsables políticos y policiales de la unidad de policía de proximidad o de barrio con representantes vecinales con el fin de poner en común las necesidades de la zona y establecer un calendario de actuaciones y compromisos centrados en las dinámicas de cada barrio por parte del cuerpo de la Policía Local. Como consecuencia de estos encuentros, por ejemplo, en las últimas semanas se han realizado campañas de control de la circulación de patinetes.

Quejas vecinales por la actitud de los policías de puertas de Sant Ferran

Enfadados y decepcionados están varios vecinos de la barriada de Son Dameto que viven en las proximidades del cuartel de la Policía Local de Sant Ferran por la actitud irrespetuosa y del trato recibido por parte de los policías de puertas del cuartel. Como se sabe en esta barriada la concejalía de Infraestructuras está realizando obras de mejora en algunas calles. No obstante, la empresa adjudicataria no descansó el día de la Constitución, con las consiguientes molestias a los vecinos Cuando se les recriminó su actitud, afirmaron que disponían de un permiso especial, que nunca exhibieron. Varios vecinos se personaron en el cuartel reclamando la intervención policial para que al menos requirieran la autorización a la empresa, sin que los agentes que estaban de guardia en aquel momento movieran un dedo. Es más, les despacharon con un «mala suerte».

Compartir el artículo

stats