Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Emaya retira la basura acumulada bajo las escaleras de la plaza Major

El Ayuntamiento también cerró este jueves con vallas metálicas el hueco bajo los escalones, donde estaban acampados los ‘sin techo’

6

Emaya retira la basura acumulada bajo las escaleras de la plaza Major

La empresa municipal Emaya limpió este jueves la basura acumulada bajo las escaleras que unen la Rambla con la plaza Major, donde desde hace meses se instalaron varias personas sin hogar. Estas labores de limpieza se han ejecutado ahora, meses después de las denuncias de los vecinos, que fueron recogidas y publicadas por este periódico en varias ocasiones.

Emaya estuvo llevando a cabo ayer por la mañana estos trabajos de retirada y limpieza. Aparcó un camión junto a una de las salidas del parking de la plaza Major y su interior se llenó de cartones, ropa, desperdicios, bolsas de basura y otros enseres. Varios operarios de la empresa municipal estuvieron retirando la basura de los parterres con plantas que están bajo las escaleras. Parte de estos desperdicios cayeron en la entrada del aparcamiento y también fueron retirados.

Los trabajos realizados ayer en este espacio que era frecuentado por una pareja que hasta el miércoles usaba el espacio como refugio no se circunscribieron a una mera limpieza sino que también se colocaron por parte del Ayuntamiento vallas metálicas para cerrar el hueco que les servía de abrigo. Así, ya no será posible volver a acceder al espacio que queda debajo de las escaleras.

Una vecina de la calle Riera indicó a este diario el pasado verano que la acumulación de basura y la presencia de personas sin hogar se remonta a dos años y que la pareja que había acampado bajo el hueco de la escalera lo hizo al inicio de la pandemia. 

Sobre la situación de estas personas, el pasado verano el portavoz del equipo de gobierno, Alberto Jarabo, aseguró que los servicios sociales les atienden y que en diversas ocasiones se les había ofrecido alternativas habitacionales. «Lo que está claro es que no pueden seguir ahí de esa manera y menos aún cuando vemos que el hecho de que estén ahí es una atracción para que otras personas se acerquen a dormir a esa zona», dijo. 

Compartir el artículo

stats