Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los siete arcos del antiguo puente de la Porta del Camp ya están restaurados

Las obras de rehabilitación del Baluard del Príncep iniciadas en 2009 entran en su recta final con la ejecución de la escalera que comunicará la explanada del foso de la antigua fortificación con la plaza y la siembra de árboles

6

Los siete arcos del antiguo puente de la Porta del Camp ya están restaurados

Los siete arcos que conformaban el puente que daba acceso a la antigua Porta del Camp, situada junto al Baluard del Príncep, ya están restaurados por ambos lados. De hecho, la reconstrucción de este puente, que permaneció enterrado y oculto hasta principios de este siglo, es una de las intervenciones incluidas en las obras de rehabilitación del Baluard del Príncep, iniciadas en 2009 y financiadas íntegramente por el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Desde marzo de 2020 se están ejecutando las dos últimas fases (la D y F) de las obras de rehabilitación de la antigua fortaleza en base al proyecto redactado por el despacho de arquitectos José Antonio Martínez Lapeña y Elíes Torres y adjudicado a la empresa Bauen por un importe de 4,1 millones.

El plazo de ejecución de estas dos fases era de dos años y cuatro meses y, pese a la pandemia generada por la covid, según informan desde la concejalía de Modelo de Ciudad, no se prevé que se produzcan retrasos. De hecho, en estos momentos se está ejecutando la escalera-rampa que comunicará el foso del antiguo baluarte, con la plaza de la Porta del Camp utilizando varios de los siete arcos del antiguo puente.

Estas actuaciones se incluyen en la denominada Fase D consistente en la urbanización, restauración del foso y recuperación del puente de la Porta del Camp, cuyo ámbito de intervención suma una superficie de 11.729 metros cuadrados. Esta fase ha sufrido una modificación a petición de Modelo de Ciudad, con el fin de que el foso cuente con arbolado y mobiliario urbano, además de un sistema de iluminación que permita el paseo.

De esta forma, sin que esta intervención haya supuesto una modificación sustancial del contrato, los arquitectos han proyectado la siembra de 13 pinos, la instalación de 17 bancos y cinco farolas de cinco metros de altura.

El proyecto modificado ya cuenta también con la aprobación de la comisión de Patrimonio del Consell. El informe del servicio de Control de Urbanizaciones e Infraestructuras de Cort, no obstante, advierte de que, por lo que respecta al mantenimiento de los pinos que se van a sembrar en la explanada del antiguo foso, se deberá remitir el informe de Patrimonio al servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento para que se tenga en cuenta, una vez recepcionadas las obras, «que se debe controlar la altura de los pinos con el fin de evitar la pérdida de las visuales desde la Avenida hacia la muralla».

También se está ejecutando la denominada Fase F consistente en la construcción de un edificio de recepción y centro de interpretación del centro histórico, que contará también con una cantina o un bar. En este caso la superficie de intervención, que apenas sobresale sobre los muros del Baluard, suma 932 metros cuadrados. La restauración del Baluard del Príncep se incluye en el proyecto más amplio de rehabilitación del lienzo de muralla que se inicia en s’Hort del Rei iniciada documentalmente en 1983 con la adjudicación por parte del ministerio de Obras Públicas y urbanismo al equipo de arquitectos de Elías Torres.

Los trabajos se iniciaron con la rehabilitación del recinto de Ses Voltes, continuaron con el paseo de d’Alt Murada, la plaza del Baluard de Berard y ahora, desde 2009, con las del Baluard del Príncep. Para finalizar la intervención de esta parte de la muralla resta la actuación prevista en las escaleras de la Seu, cuyo proyecto no se ha desarrollado.

Antes de la intervención en el Baluard del Príncep se tuvieron que derribar los edificios de viviendas militares y de la caja de reclutas que lo ocupaban. En 2017 se dio por concluida la denominada Fase E, consistente en la restauración de la zona superior del Baluard y la urbanización de las calles Porta del Mar, Bastió del Príncep y Bala Roja por un importe de 1,5 millones.

Así toma forma la recuperación del Baluard del Príncep Manu Mielniezuk

Compartir el artículo

stats