Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cort expedienta al policía local que denunció irregularidades en las oposiciones

Le atribuyen dos faltas graves y una leve, por las que podría perder su actual destino

El policía expedientado trabaja en el cuartel de Sant Ferran B. Ramon

A la dirección política del cuartel policial de Sant Ferran no le agradan las voces internas que ponen en duda la gestión. Y lo demuestra la decisión de abrir un expediente disciplinario contra el policía local de Palma que viene denunciando desde hace meses las graves irregularidades que, a su juicio, se han cometido en los procesos de ascensos internos, a través de las oposiciones. Un expediente que se tramita por dos faltas graves y una falta leve, y en el que se le anuncio que, entre otras cosas, podría suponer la suspensión temporal de empleo, así como la pérdida de su actual destino dentro de la Policía Local de Palma. Le acusan, entre otras coas, de actuar con desconsideración hacia sus superiores, así como de desprestigiar la institución policial. Este expediente se tramita a raíz de la denuncia de un mando del cuartel de Sant Ferran, que se sintió aludido por las manifestaciones del agente. La denuncia, que fue investigada por asuntos internos, fue el detonante de dicho expediente, que está en estos momentos en fase de instrucción a cargo de dos funcionarias del Ajuntament de Palma. La orden de tramitar un expediente va firmada por la teniente de alcalde de Seguretat Ciutadana, Joana Adrover y por la directora de área, Catalina Amengual.

Este agente ha intentado, aunque sin éxito, que Cort paralizara las distintas oposiciones que había convocado la Policía Local de Palma, al entender que los procesos administrativos estaban repletos de irregularidades. Entre otras cosas, afirmaba que el modelo elegido para la promoción interna marginaba a las mujeres policías, dado que ninguna de ellas cumplía las exigencias que se aprobaron. Pero mientras que las mujeres no podían optar a estos ascensos internos, sí podía presentarse a la oposición un mando de la Policía Local que está implicado en graves irregularidades y para el que la fiscalía reclama 15 años de prisión. Este mando se presentó a la prueba, pero no la aprobó, aunque parece que tendrá la plaza de mayor en comisión de servicio.

El policía expedientado se ha mostrado muy crítico en sus escritos con la intervención de los sindicatos policiales. En concreto, denunció que uno de los representantes sindicales negoció las condiciones de las oposiciones en las que él después se presentó y obtuvo la plaza de mayor. 

El funcionario denunció que el cambio de modelo de oposición había perjudicado a varios aspirantes al ascenso. Se pasó de un modelo de oposiciones externas, en las que podían presentarse policías de otros municipios que cumplieran los requisitos, a internas, que limitaba el acceso alas pruebas. Además de ello, también ha venido denunciando que los responsables del cuartel de Sant Ferran decidieron paralizar de forma arbitraria otros procesos de promoción cuando se ha conocido la identidad de las personas que accedían a estas plazas. 

Este funcionario ha acudido a la oficina Anticorrupción para que investigue estos procesos.

Compartir el artículo

stats