Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las principales calles de Palma han recuperado el tráfico que tenían antes de la pandemia

El teniente de alcalde de Movilidad Sostenible, Francesc Dalmau, relaciona este hecho con el temor que aún existe entre la población a la hora de utilizar el transporte público urbano ya que la EMT aún solo lleva el 70% del pasaje

En enero de 2020 la media diaria de vehículos era de 13.803 y el pasado mes de septiembre se contabilizaron 13.960. | MANU MIELNIEZUK

El tráfico rodado de vehículos a motor se ha recuperado rápidamente en Palma en los últimos meses. Con los datos disponibles hasta el pasado mes de septiembre se comprueba que la media diaria de vehículos que circulan por las principales calles de la ciudad en las que la concejalía de Movilidad tiene instalados medidores de aforos, se ha recuperado hasta el punto de que está al mismo nivel que antes de la pandemia.

En concreto, en enero de 2020, dos meses antes del primer estado de alarma y del confinamiento duro debido a la propagación de la covid-19 se registró una media diaria de 13.803 vehículos. La misma cantidad medida el pasado mes de septiembre, cuando aún estaban en vigor restricciones anticovid como consecuencia de la denominada quinta ola, como el adelanto del cierre de bares a la una de la madrugada, aunque a final de mes la restauración ya podía abrir hasta la una de la madrugada.

Según el teniente de alcalde de Movilidad Sostenible de Cort, Francesc Dalmau, esta «rápida recuperación del tráfico es un comportamiento que se ha dado en todas las ciudades: mientras el transporte privado se restituye a niveles prepandémicos, al público le cuesta recuperarse.

Recuerda que en estos momentos los autobuses de la EMT solo llevan el 70% del pasaje que tenían de media durante los primeros meses de 2020, previos al confinamiento.

Esta reticencia a la utilización del transporte público, en los meses de confinamiento total llegó a perder más del 90% de su pasaje habitual, se explica por el «temor» que aún tienen muchos ciudadanos de utilizarlo.

Por ello, Dalmau cree que es esencial seguir manteniendo la obligación de llevar mascarilla en los autobuses, continuar con las ventanillas abiertas con el fin de asegurar una correcta ventilación y que no se pueda hablar por móvil, con el fin de evitar al máximo los posibles contagios.

Desde la Policía Local, a raíz de la campaña de control de los patinetes eléctricos, también ha detectado que numerosos conductores dejan el coche en las afueras de la ciudad para realizar el último trayecto en patinete, hecho que puede restar también el uso del transporte público. El responsable municipal está convencido de que, una vez se haya conseguido recuperar el pasaje que transportaba la EMT antes de la pandemia (falta casi un 30%), disminuirá de forma significativa las intensidades medias diarias que ahora se registran de vehículos privados. No se atreve a dar un porcentaje, pero recuerda que también desde el Ayuntamiento están preparando toda una serie de medidas incluidas en el proyecto del Palma Camina que van encaminadas todas ellas a conseguir la reducción del trafico privado, conseguir más espacio para los peatones e incentivar el uso del transporte público y de los sistemas de movilidad alternativos como pueden ser la bicicleta o el patinete.

Promedio de intensidad media diaria por mes

Compartir el artículo

stats