Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Més avisa de que solo aceptará dos cruceros al día con un máximo de 6.000 pasajeros

La formación ecosoberanista aceptaría que pudiera atracar en el puerto de Palma algún megacrucero siempre que se respeten los máximos de viajeros y que cumplan parámetros ambientales de gestión de residuos, consumo de agua y bajas emisiones

Megacruceros atracados en el puerto de Palma en 2019.

Ni los «cuatro o cinco» cruceros pequeños y medianos al día que estaría dispuesto a aceptar el alcalde de Palma, José Hila, ni los cuatro que implícitamente pone sobre la mesa el conseller de Turismo, Yago Negueruela, cuando afirma que cinco buques «son demasiados», son cifras aceptables por la formación ecosoberanista Més, socia de gobierno del PSIB-PSOE y Unidas Podemos.

La teniente de alcalde de Modelo de Ciudad perteneciente a Més per Palma y miembro del consejo de administración de la Autoridad Portuaria, Neus Truyol, ha manifestado que su partido estaría dispuesto a admitir «un máximo de dos cruceros» pequeños y medianos al día con un tope de pasajeros de 6.000. Lo anterior supondría una reducción importante del número de pasajeros que han llegado al puerto palmesano en los años 2018 y 2019. Para Truyol la propuesta del alcalde, José Hila, es «inadmisible» por cuanto no supondría un cambio perceptible en relación a la situación que se daba antes de la pandemia.

Manteniendo los parámetros de un tope de 6.000 pasajeros como máximo al día, cabría la posibilidad, según Truyol, de aceptar la llegada de algún buque que entre en la categoría de los denominados ‘megacruceros’, siempre que incorporen medidas medioambientales de gestión de los recursos, consumo de agua y limitación de las emisiones contaminantes a la atmósfera. De hecho, Truyol considera que «el límite de 6.000 pasajeros diarios da margen a que puedan llegar al puerto palmesano distintas tipologías de cruceros», aunque especifica que su formación apuesta también por los buques de tamaño pequeño y mediano. Desde la formación econacionalista consideran asimismo que desde Balears de debe instar al Gobierno central a que establezca los mecanismos reguladores necesarios para que, al menos en ámbitos como Palma o Balears, que tienen esta fuerte presión, dispongan de la capacidad para fijar límites.

La teniente de alcalde Neus Truyol considera que la propuesta de José Hila "es inadmisible"

decoration

Asimismo, considera que con estas cifras permitiría que las distintas administraciones hicieran «una mejor gestión de la presión turística y de los servicios públicos, al mismo tiempo que salvaguardar la convivencia y el equilibrio entre el turismo y la actividad de la ciudad»

Truyol recordó que ni el Govern ni mucho menos Palma disponen de esta capacidad reguladora, más allá de que se puedan alcanzar acuerdos con las navieras, que en cualquier momento pueden romperse.

Pese a las discrepancias entre los distintos partidos que gobiernan las tres instituciones implicadas en la reducción del número de cruceros (el Govern, el ayuntamiento de Palma y, en menor medida, el Consell de Mallorca), Truyol mantiene la esperanza de que se pueda alcanzar un acuerdo antes de que finalice el año.

Cs teme que se haga «una norma chapuza por las prisas»

La portavoz de Ciudadanos en Cort, Eva Pomar, ha exigido que se trate la posible regulación de la llegada de cruceros al puerto de Palma «con rigor» y no con el desconocimiento que, a su juicio, el alcalde demostró con las declaraciones a este diario en las que abogaba por permitir «hasta cuatro y cinco cruceros al día, medianos y pequeños, sin descartar algún megacrucero». En relación a a las declaraciones del portavoz del Govern, Yago Negueruela sobre la necesidad de abordar la limitación de la llegada de cruceros antes de final de año, ha manifestado que esta cuestión «no se puede abordar en un mes».

Compartir el artículo

stats