Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hila apuesta por permitir «cuatro o cinco» cruceros pequeños y medianos

El alcalde está convencido de que se llegará a un acuerdo con sus socios de Més y Podemos y considera que la ciudad debe apostar por los barcos con base en el puerto de Palma sin renunciar a que pueda venir también algún «megacrucero»

En algunas ocasiones han coincidido hasta ocho cruceros en el puerto de Palma. | M.R.A.

Habrá acuerdo sobre la limitación del número de cruceros que pueden atracar diariamente en el puerto de Palma a partir del próximo año. Aunque puede que no guste a todos.

Con este espíritu, el alcalde de Palma, José Hila, afronta las negociaciones retomadas hace meses después del parón del año pasado que supuso la pandemia provocada por la covid-19. Y se atreve a dar una cifra de cruceros que se podrían autorizar al día a partir del próximo año: «Cuatro o cinco». Eso sí, «no megacruceros, aunque sin renunciar a ellos totalmente», sino que la primera autoridad municipal apuesta por embarcaciones de tamaño «pequeño y mediano».

Lo anterior significa que la mayoría de los barcos que recalen en el puerto de Palma tendrían una capacidad de entre 1.000 y 2.750 pasajeros (los medianos) y de menos de 1.000 (los pequeños), frente a las más de 5.000 personas que viajan en los grandes barcos, sin contar la tripulación en algunos casos.

Hila considera además que la discusión sobre el número de cruceros que puede soportar al día el puerto de Palma está desenfocada si solo se atiende al número «porque no es lo mismo que vengan barcos de estas características pequeños y medianos o que sean megacruceros», como tampoco es igual que simplemente recalen unas horas en la ciudad o que tengan su base en Palma. En el primer caso, acepta que los beneficios son escasos, mientras que, en el segundo, con las embarcaciones que tienen su base en el Puerto de Palma «se genera un importante movimiento económico puesto que se necesitan estancias hoteleras y se incentivan los enlaces de avión».

La mayoría de buques que recalasen ene l puerto deberían de tener una capacidad inferior a 2.750 pasajeros

decoration

Espera que se pueda alcanzar un acuerdo antes de que finalice el año con sus socios de gobierno de Més y Podemos que, al igual que entidades como Palma Segle XXI, apuestan por limitar la llegada de un crucero al día, y recuerda que en el pacto de gobernabilidad «no se habla de número» de embarcaciones.

El alcalde recordó asimismo que con otras cuestiones han sido capaces de alcanzar acuerdos, por lo que no ve impedimentos de calado para que no se alcance en esta. De todas formas insistió que quien debe desarrollar la normativa que limitará la estancia de cruceros es el Govern, de acuerdo con Cort, y que la Autoridad Portuaria de Balears se comprometió a aplicarla.

Compartir el artículo

stats