El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Palma ha presentado un presupuesto para el próximo año para afrontar la "nueva normalidad" tras la crisis generada por la covid-19 que incluye, entre otras medidas, el incremento en siete millones de la recaudación por multas de tráfico.

Sin subir los impuestos ni las tasas municipales por sexto año consecutivo y habiendo bajado la deuda municipal en más de 100 millones en los últimos cuatro años, las cuentas municipales para el próximo año contemplan una previsión de ingresos y gastos de 475,5 millones de euros, un 6,9% más que en el presente año si no se tiene en cuenta el superávit incorporado. Se trata de la cifra más elevada de la historia.

Evolución de los presupuestos municipales en los últimos años.

Este incremento de ingresos de 30,5 millones en relación al presente año se debe a varias causas, según el alcalde, José Hila, entre las que ha citado el incremento de las aportaciones del Estado, la previsión de más ingresos por obras como consecuencia de la recuperación de la actividad de la construcción, y el aumento de la recaudación por multas de tráfico y otras conductas incívicas.

En este último punto el alcalde ha explicado que, por lo que se refiere a las multas de tráfico, la previsión pasa de los 13,5 millones presupuestados en las cuentas de este año a los 20,5 del próximo, lo que supone un incremento de más de 7 millones (un 20% más). Por lo que respecta al incremento por licencias urbanísticas y el impuesto de obras, se prevé aumentar la recaudación en aproximadamente un millón de euros en el primer apartado y de dos millones en el segundo.

Otro elemento que influye a la hora de incrementar la previsión de ingresos es que se ha consignado una partida de 25 millones en concepto de plusvalías, considerando que, tras la aprobación del decreto ley por parte del Gobierno central se recaudará por este concepto la misma cantidad que en un año prepandemia.

El incremento de los ingresos permite también consignar el en presupuesto de gastos una partida de 36,1 millones de inversiones reales, lo que supone un aumento de 10,4 millones en relación al presente año y del 40,36%.

En este apartado se prevé un gasto de 10 millones para la adquisición de las acciones del Lluis Sitjar, tal como ya se había anunciado, y de 2,5 millones para la ejecución del cambio de pavimento de la plaza de España. También se prevé la construcción del Casal de Barri de es Pil·larí, la ejecución del bulevar de la Sínia d'en Gil, la mejora de las escoletes municipales, cuyo presupuesto de mantenimiento pasa al área de Infraestructuras, mejoras en movilidad sostenible con el incremento de la red ciclista y la implantación de la Zona de Bajas Emisiones y la continuación de la sustitución del alumbrado público obsoleto por luminarias LED. También se incrementa el presupuesto para Can Balaguer, el Casal Solleric y el Castell de Bellver (250.000 euros entre los tres) y para la programación de Cultura, con 170.000 euros más.

Presupuesto por áreas.

Presupuesto por áreas.

Igualmente, se aumenta la aportación municipal a Emaya para el servicio de limpieza viaria, que pasa de 16 a 20 millones. De esta forma, la aportación municipal a esta empresa pública ha pasado en tres años de 12 a 20 millones. El presupuesto de infraestructuras para la mejora de las calles, el alumbrado público y las aceras sube 7,5 millones más y se prevé continuar la modernización de la flota de la Policía Local con una partida de 750.000 euros para la adquisición de nuevos vehículos. Para el próximo año los 100 nuevos policías ya estarán plenamente incorporados a la plantilla y se prevé la creación de otras 47 plazas.

Con el objetivo de mantener el compromiso de Cort con las personas y sectores más vulnerables, se destinan 45 millones a distintos aspectos sociales. De esta forma, se consignan 7,4 millones para ayudas a las familias vulnerables manteniendo el incremento de esta partida ya que antes de la crisis se destinaban a este concepto cuatro millones. También se refuerza la partida destinada a la oficina antidesahucios con 230.000 euros más llegando a los 440.000 euros. Asimismo, el área de Justicia Social suma casi un millón de euros con el fin de mejorar la atención a las víctimas de la violencia de género. Se consolidan de esta forma las aportaciones extraordinarias procedentes del superávit municipal aplicadas este año y se suman otros 200.000 euros.

También se mantiene la apuesta por la ocupación y la promoción económica, consolidánsose las ayudas de 2 millones de euros para el próximo año, al tiempo que se incrementa la inversión en promoción turística incrementando esta partida en más de 300.000 euros.

El presupuesto de los institutos y organismos municiapales suma en su conjunto 52,65 millones, lo que supone un incremento del 3,4%. Las empresas municipales (Emaya, EFM, EMT y la SMAP) dispondrán el próximo año de un presupuesto conjunto de 150,2 millones, lo que supone 17,2 más que en el presente año (un 10,7%),