Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell negocia con el Estado el soterramiento de la Vía de Cintura

La propuesta, incluida en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Palma como proyecto estratégico para la ciudad, ha sido acogida también por la institución insular, que pretende incluirla en el nuevo plan de carreteras

Consell de Mallorca está negociando la ejecución del soterramiento del tramo de la Vía de Cintura comprendido entre la calle Aragó y su confluencia con la nueva conexión prevista con la autovía del aeropuerto a la altura del suelo urbanizable de Son Bordoy.

El Consell de Mallorca está negociando con el Estado la inclusión en el nuevo Plan de Carreteras de la ejecución del soterramiento del tramo de la Vía de Cintura comprendido entre la calle Aragó y su confluencia con la nueva conexión prevista con la autovía del aeropuerto a la altura del suelo urbanizable de Son Bordoy.

Se trata de un proyecto estratégico para la ciudad y, como tal, así se recoge en el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Palma, ya que su ejecución se considera como una de las actuaciones más transformadoras previstas en el nuevo planeamiento, tal como manifestó la teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Neus Truyol.

Si bien las propuestas incluidas en los planeamientos urbanísticos tardan años en materializarse y, en algunas ocasiones, no se llegan a ejecutar, en este caso la propuesta podría ser una realidad a medio plazo, puesto que el Consell de Mallorca, administración competente en materia de carreteras, también lo considera como un proyecto estratégico y, como tal, está negociando la obtención de financiación del Estado para su ejecución.

Truyol aseguró que, en esta cuestión, tanto el Consell como el ayuntamiento de Palma «van de la mano», aunque recordó que es la institución supramunicipal la que debe redactar el proyecto, financiarlo y ejecutarlo, puesto que es la administración competente en la materia.

Propuesta de soterramiento de la vía de Cintura y construcción de un nudo de comunicaciones. Fuente: Ajuntament de Palma

La propuesta de soterramiento o semisoterramiento del tramo de la vía de cintura es una actuación prioritaria para la teniente de alcalde de Modelo de Ciudad, Neus Truyol, porque, entre otras cuestiones, permitirá «coser» la trama urbana. Se acompaña con la ejecución de uno de los denominados «nudos del cambio», que se ejecutará a la altura del urbanizable de Son Bordoy, zona en la que se prevé la construcción de un gran estacionamiento subterráneo en un solar destinado a equipamientos y que se sitúa junto a una gran rotonda que distribuirá el tráfico procedente del aeropuerto hacia el interior de la ciudad a través del paseo Marítimo, la Vía de Cintura y las barriadas del Nou Llevant y el Molinar, entre otras.

En esta zona también se prevé la creación de una estación intermodal como punto de enlace entre el transporte público, el estacionamiento disuasorio, el futuro tranvía que conectará la ciudad con la Platja de Palma y el aeropuerto y la red de carriles bici.

El proyecto contempla la remodelación de la Vía de Cintura mediante su soterramiento parcial o total, con el fin de aminorar su impacto ambiental y acústico, además de suprimir en buena medida la barrera que ahora supone su existencia sobre barrios como el Rafal Vivero, Son Güells, Son Gotleu, la Soledat o el Nou Llevant.

En algunas zonas, como en el tramo comprendido entre la carretera de Manacor y Aragó, que transcurre frente al estadio Balear y espacios libres públicos como el Parc de ses Horts, se prevé el soterramiento total de la vía de cintura.

En otras zonas, como la situada entre la confluencia con la autopista del aeropuerto y la calle Manacor, se proyecta una actuación parecida a la ejecutada en la Ronda de Dalt de Barcelona, con la Vía de Cintura deprimida en trinchera con posibilidad de voladizos laterales y arbolado en la medianera de la cota inferior.

Compartir el artículo

stats