Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plan de choque de Emaya contra la suciedad en Palma

La empresa municipal pone en marcha un servicio de limpieza con agua a presión en horario de tarde y cambiará papeleras por otras más grandes

Dos trabajadoras, realizando una limpieza intensiva.

Emaya anunció este lunes un incremento de la limpieza con agua a presión en las calles de Palma, con un nuevo servicio por la tarde, así como más personal dedicado a la retirada de hierbas y vaciado de papeleras, trabajo que será posible con la renovación del contrato a 50 trabajadores del refuerzo de verano.

El alcalde de Palma, José Hila, y el presidente de Emaya, Ramon Perpinyà, explicaron ayer este plan de choque con el que se intensificará la limpieza de calles con agua a presión en los barrios de fuera de avenidas, ya que el centro tiene un plan específico de limpieza.

Hila comentó que así se da respuesta a una petición de los vecinos, que reclamaban limpieza con agua en la calle. El nuevo servicio de limpieza intensiva en horario de tarde en barrios del Eixample contará con 18 personas. Con este plan, se limpiarán con agua a presión todas las calles de Palma una vez al mes, dijo Perpinyà.

Además, se ha previsto cambiar las papeleras de la ciudad con modelos de mayor capacidad y repetir su vaciado por las tardes. Antes de final de año, se habrán instalado 200 papeleras nuevas, de 50 y 120 litros, que sustituirán a las de 30 litros. Las de mayor tamaño estarán en calles de mucha afluencia como Oms, Via Roma, la Rambla, Sindicat, Paseo Mallorca, plaza España, avenidas y Olivar. A partir de 2022, se instalarán otras 400 papeleras en zonas del litoral de Palma: Cala Major, Cala Gamba, El Molinar, Can Pastilla y Platja de Palma.

Compartir el artículo

stats