Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Localizan en el bosque de Bellver un ejemplar de la espectacular larva de la mariposa de la muerte

Aunque la especie originaria del África tropical está documentada en Baleares, poco se sabe de la distribución y comportamiento en las islas de esta polilla gigante, ligada tradicionalmente a los malos augurios y que fue la imagen de la pelicula 'El silencio de los corderos'

Imagen de la larva de mariposa de la muerte localizada en Bellver J. Morlans

Un grupo de ciudadanos que paseaba por el bosque de Bellver ha localizado de forma casual la larva de un ejemplar de mariposa de la muerte (Acherontia Atropos), especie de lepidóptero originario del África tropical que realiza largas migraciones hasta al sur de Europa e incluso más al norte, aunque localizar ejemplares en Baleares se sigue considerando algo poco usual.

Aunque su presencia está documentada en las islas, poco se sabe de su distribución. Y, como señala la periodista Cristina Amanda Tur en el artículo del Diario de Ibiza, La polilla que anuncia la muerte, los pocos estudios que se han intentado realizar no han logrado una muestra de avistamientos suficientemente representativa de esta polilla gigante, ligada tradicionalmente a los malos augurios, pese a su carácter inofensivo.

De este modo, los datos del Bioatles del Govern balear apenas recogen una veintena de citas, porque los datos de los avistamientos, destacan los expertos, no llegan con frecuencia a los biólogos ni a la conselleria de Medio Ambiente.

Larva de la mariposa de la muerte, fotografiada en el bosque de Bellver J. Morlans

Las larvas de la mariposa de la muerte como la localizada en Bellver destacan por sus colores vivos y por su gran tamaño, que puede llegar a los 11 centímetros. Son larvas voraces y muy coloristas, que evolucionan entre el verde y el amarillo, hasta que la oruga termina enterrándose para convertirse en crisálida y después en imago. Las mariposas se identifican por su color oscuro, sus alas negras o doradas, y su abdomen rayado, con lo que parece ser un cráneo o calavera marcada, su signo más distintivo. Llega a las islas entre mayo y junio, en su migración desde África, y se convierte entonces en el mayor lepidóptero nocturno que puede observarse en Baleares.

Las polillas de la especie pueden llegar a tener una envergadura de 14 centímetros Diario de Ibiza

Su presencia es frecuente en los cultivos de la patata y en áreas arbustivas con solanáceas, preferentemente patatas, tomates, estramonios o belladonas, de cuyas hojas se alimenta la larva y que son plantas tóxicas por los alcaloides que contienen.

Como señala, Cristina Amanda Tur en el artículo antes citado, a esta mariposa, además del néctar de algunas flores, le gusta mucho la miel y es habitual que se cuele en las colmenas para robarla. A menudo pasa inadvertida porque tiene la capacidad de volverse químicamente invisible. Es decir, posee una especie de mimetismo oloroso por el que copia el olor de las abejas.

En las islas, esta especie también tiene múltiples nombres populares, todos con el mismo signo: barrinol de la mort (usual en Ibiza), cap de mort, barrinol de calavera, esfinx de calavera o papallona de la mort.

La mariposa de la muerte también se conoce como mariposa esfinge calavera o esfinge de la muerte. Y se hizo muy popular por ser la imagen de la película El silencio de los corderos (1991), donde el asesino en serie de la historia dejaba un ejemplar de esta polilla gigante en la boca de sus víctimas a modo de sello de identidad.

Imagen del cartel de la película 'El silencio de los corderos', de 1991, con la Acherontia Atropos como emblema del filme

Compartir el artículo

stats