Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Exigen a Ports IB que renuncie «por escrito» a su proyecto de hormigonar Can Pastilla

El GOB acusa al PSIB de «soltar globos sonda»

El Plan de Puertos prevé esta marina seca en Can Pastilla. | PORTS IB

La Associació de Veïnats del Coll d’en Rabassa exige a Port IB que haga público y por escrito su compromiso de que no construirá la marina seca en Can Pastilla y tampoco la rampa de varada y aparcamiento de remolques en Cala Gamba, tal como está planteado en el Plan General de Puertos. «Es la única forma de que tenga credibilidad», manifestó ayer el presidente de la entidad vecinal, Joan Forteza.

Después de que la conselleria de Movilidad y Vivienda, de la que depende Ports de les Illes Balears, comunicara que no construirá la marina seca en la playa de Can Pastilla, en una superficie equivalente al campo de Son Moix, y que buscará alternativas a la rampa proyectada en Cala Gamba, equivalente a diez pistas de tenis, propuestas publicadas en este diario el pasado sábado, los vecinos del Coll d’en Rabassa recriminaron ayer al Govern su «falta de transparencia y de información». Forteza aseguró ayer que «no cuela» que desde la Conselleria se diga ahora que esos proyectos quedaron descartados el pasado mes de julio en una reunión con técnicos de diferentes ayuntamientos y que no se hubieran anunciado.

Por ello, los vecinos exigen que ese compromiso de no ejecutar la marina seca en Can Pastilla y de buscar otro lugar para la rampa de varada en Cala Gamba tiene que quedar plasmado en un artículo adicional del Plan, «una cláusula anexa que expresamente diga que abandona estos dos proyectos», planteó Forteza.

En cuanto a la alternativa que se buscará a la rampa de Cala Gamba, el representante de los vecinos exigió que se acuerde con ellos el nuevo emplazamiento. «Si es verdadera esta voluntad, no tienen que plantear ningún inconveniente en que sea así», dijo.

Forteza, que junto a representantes de otras entidades exigió el pasado sábado la retirada de este Plan General de Puertos, y también la dimisión del conseller de Movilidad y del vicepresidente de Ports IB, insistió ayer en pedir responsabilidades políticas. «Esto es un proyecto del Govern de les Illes Balears, por lo tanto, nos preocupa aún más que haya sido el Ejecutivo el que haya planteado este plan», manifestó. «No es sostenible, no solo en Cala Gamba, sino en toda la costa balear... Estas instalaciones, ni las necesitamos ni van dirigidas a la ciudadanía», añadió.

Después de que el Govern comunicara que el proyecto de Can Pastilla no se hará, las críticas ciudadanas en redes sociales continuaron y cuestionaron por qué si ha renunciado a llevar estos proyectos siguen con la tramitación.

«La mejor manera de explicar que no tienes intención de encementar una playa es no redactar un plan donde digas que quieres encementar una playa. Todo el resto es humo», denunció Amadeu Corbera, presidente del grupo ecologista GOB.

«Como con el castellano en la escuela, el PSIB-PSOE juega a soltar globos sonda para ver si pasan más o menos desapercibidos. Elabora normativas agresivas para rebajarlas en algunos puntos más exagerados y, en el fondo, conseguir lo que pretendía», añadió Corbera, para quien el Plan de Puertos «es inaceptable», por lo que insistió en su retirada.

Cort ha alegado contra «estos despropósitos»

La regidora de Modelo de Ciudad de Palma, Neus Truyol, hizo público en sus redes sociales que su área ha alegado contra «estos despropósitos». La concejala aseguró que el Plan de Puertos «va contra todos los principios de sostenibilidad» y acciones para frenar el incremento de la presión de embarcaciones.

Compartir el artículo

stats