Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los restauradores de Palma continúan con la retirada de terrazas

Emaya recuerda que la multa por dejar restos y trastos en la calle puede llegar a los 3.000 euros

6

Los restauradores de Palma continúan con la retirada de terrazas

Palma ha amanecido este viernes con algunas tarimas de terrazas aún ocupando plazas de aparcamiento, pese a que este pasado jueves fue el último día en que estaban permitidas. Tras la finalización de este plazo, muchos restauradores han dedicado la mañana a despejar ese espacio.

Santa Catalina es uno de los barrios donde por la mañana se ha podido ver a responsables de bares y restaurantes desmantelando las tarimas donde han tenido mesas y sillas hasta la noche anterior, gracias al permiso del Ayuntamiento, que caducaba el 30 de septiembre. 

A primera hora, en algunas calles de este barrio, continuaban terrazas instaladas en plazas de aparcamiento sin indicios de que fueran a ser retiradas. 

Sobre este hecho, la Policía Local ha asegurado que los restauradores que sean denunciados y no hayan desmontado las terrazas acabarán siendo multados, con cantidades que oscilan entre 750 y 1.500 euros. 

También dejar los restos de tarima y de construcción en plena calle, como se ha visto en Palma, está penalizado con multas de hasta 3.000 euros, tal como ha recordado esta semana Emaya. La empresa municipal de limpieza ha reforzado la recogida y ha llevado a cabo una campaña informativa entre los restauradores y patronales del sector, con el envío de correos electrónicos y visitas a los establecimientos. Con esta campaña se les ha recordado los días de recogida de trastos y qué tipo de objetos voluminosos y peligrosos no se pueden dejar en la calle.

Compartir el artículo

stats