Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Funeraria y Funespaña ponen fin a una "anomalía histórica" en Bon Sosec

La empresa municipal y la compañía privada han firmado hoy el acuerdo de permuta por el que la totalidad el tanatorio pasa a ser de titularidad pública

Tanto el presidente de la Empresa Funeraria Municipal (EFM) y teniente de alcalde de Participación Ciudadana, Alberto Jarabo, como el consejero delegado de Fuespaña 2, Alberto Ortiz, han coincidido hoy en afirmar que, con la firma del acuerdo de permuta por el cual la funeraria municipal se hace con la totalidad de la propiedad del tanatorio de Bon Sosec, se pone fin a "una anomalía histórica" .

En palabras de Jarabo, el acuerdo permite también "cerrar una de las decisiones más oscuras y perjudiciales para el erario público" realizada hace ahora 25 años con la formalización de la opción de compra de un tanatorio privado construido en un término municipal distinto al de Palma, y "que benefició a empresas concretas y puso en riesgo la viabilidad de la funeraria municipal".

Previamente el alcalde, José Hila, ha calificado la operación formalizada esta mediodía como "importante y trascendental" para asegurar el mantenimiento y la mejora de los servicios públicos funerarios, puesto que desde hoy la Empresa Funeraria Municipal, pasa a tener la totalidad de la propiedad del tanatorio de Bon Sosec, en lugar del 60% como hasta ahora.

El consejero delegado de Funespaña 2, ha puesto de manifiesto que con este acuerdo "en el que no gana ni pierde nadie", se va a dotar "de más racionalidad y se posibilitará inaugurar un nuevo período de relación que debe ser de cooperación con la funeraria". En este sentido ha señalado que la idea de la empresa, que es la propietaria mayoritaria del cementerio, "es dar una mayor servicio a las familias coexistiendo y colaborando de forma razonable con la EFM".

Jordi Vilà, en su calidad de gerente de la EFM, ha explicado los pormenores del acuerdo alcanzado con Funespaña, cuya negociación ha sido ardua y que ha durado en el tiempo más de cuatro años, ha recordado.

En síntesis la EFM se hace con la propiedad del 40% que le falta del tanatorio de Bon Sosec. Este 40% está repartido en cuatro superficies, en los que hay 406 metros cuadrados de obra acabada y 3.178 metros cuadrados sin finalizar. Esta superficie ha sido valorada en 1.221.000 euros. Por su parte, Funespaña se hace con la propiedad de 45.000 metros cuadrados situados en el cementerio vecino y, que han sido valorados en 611.000 euros.

El acuerdo de permuta establece que la funeraria se queda con todo el tanatorio (en rojo) y Funespaña con 45.000 metros cuadrados de terreno (en verde)

Esta dispar valoración a favor de la Funeraria de más de 600.000 euros ha sido matizada por el representante de Funespaña afirmando que estas "perdidas" no son tales puesto que su empresa ya ha amortizado en buena medida unas instalaciones que, además, no podía utilizar para servicios funerarios. De esta forma se ha llegado al acuerdo por ambas partes de valorar la permuta en un término medio de 916.504 euros, que es la cantidad que figura en la escritura firmada ayer ante notario, sin que haya contraprestación alguna por ninguna de las partes.

Compartir el artículo

stats