Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras de la rampa para Alba ya han comenzado gracias a la solidaridad

La donación de material y la colaboración de una empresa de construcción permiten iniciar la construcción de este acceso a la vivienda de la joven con parálisis cerebral - Teresa Torres, la madre, inició la tramitación hace nueve años

Los dos obreros comenzaron a construir la rampa ayer por la mañana y prevén acabar en unas semanas. Manu Mielniezuk

Ayer comenzaron las obras para construir una rampa de acceso para Alba, la joven con parálisis cerebral que lleva nueve años esperando esta solución para poder entrar y salir de su casa. La donación de material y la solidaridad ciudadana han permitido llevar a cabo este proyecto.

Dos albañiles trabajan desde ayer en la construcción de la rampa que ocupará parte de la acera y que estará lista en pocas semanas. Hasta el momento, sigue siendo la madre de Alba quien coge a la joven en brazos para superar los seis escalones de la entrada.

Tras pagar las tasas al Ayuntamiento, que ascendían a más de 3.000 euros y obtener los permisos, y con el material donado, este acceso adaptado a la casa de Alba, en el Coll d’en Rabassa, empieza a ser una realidad. Ayer, Torres comprobaba qué tipo de baldosa será la más adecuada en días de lluvia para evitar resbalar.

Con las obras ya en marcha, la madre de Alba aseguraba ayer que se sentía «incrédula» todavía tras nueve años reclamando una rampa para su hija, que va en silla de ruedas y ya tiene 15 años. Teresa Torres pensaba también en su propia madre, de 80 años: «Me alegro más por ella que por mí, porque tenía la pena de que se moriría sin ver la rampa hecha». La falta de un acceso adaptado ha impedido que la abuela de Alba haya podido ayudar a su nieta a salir de casa con su silla, lamentó ayer Torres.

La madre de Alba lleva 15 años cogiendo a su hija en brazos para acceder a su casa. Guillem Bosch

Llamamiento

A finales de agosto, esta mujer quiso aclarar a través de este diario que todavía no contaban con la rampa y que ella y sus vecinos, que también se beneficiarán del acceso adaptado, debían asumir el coste, que casi alcanzaba los 9.000 euros, más de 3.000 de ellos en tasas y un aval para el Ayuntamiento, sin contar con el precio de la barandilla homologada que debe instalarse. Fue en esa ocasión cuando hizo un llamamiento a la colaboración de alguna empresa para que les donara material.

Semanas después, ayer, la madre de Alba quiso agradecer la ayuda recibida, especialmente la de una persona anónima que se puso en contacto con la asociación ARKA Tapones Solidarios para hacerse cargo del coste del material y la empresa Durán, que lo ha proporcionado. La empresa La Casa 10 Construcciones se había comprometido con Torres a poner la mano de obra gratuitamente y solo cobrar el coste de los seguros de sus trabajadores y así lo ha cumplido.

Entre los agradecimientos, Teresa Torres también quiso mencionar a antiguos compañeros de trabajo y a las empresas Transporte Manuel Cuevas y Relax, que hicieron una recolecta entre los propios trabajadores y habían donado lo recaudado, pese a que ella solo había reclamado material.

Con esta causa también colabora la Joyería Pedro Miró, que ha diseñado una pulsera solidaria con el símbolo del amor incondicional, a propuesta de Torres, para recaudar más fondos.

Hasta su puerta también han llegado dos ciudadanos que han hecho aportaciones, sin querer dar sus datos personales, explicó la madre de Alba, quien ayer remarcó que ella solo necesitaba ayuda con el material para la rampa.

Cuando la obra esté finalizada, Teresa Torres quiere colocar una placa de homenaje a todos aquellos que han colaborado como muestra de agradecimiento.

En estos nueve años de reclamaciones ante el Consistorio para conseguir permisos, Torres ha contado con el asesoramiento del equipo de arquitectos Félix Pastor y Eduardo Alcántara, del estudio 2AT.

Compartir el artículo

stats