Las mochilas solidarias de la Fundació Monti-sion llegarán un año más a centenares de niños de familias sin recursos. Los voluntarios recogen donaciones y preparan los lotes de material escolar para poder entregarlo el próximo sábado.

La Fundació Monti-sion Solidària, en sus instalaciones del número 3 de la calle Montevideo, está organizando la entrega del material escolar, para lo que cita a cada familia a una hora determinada del próximo sábado. El objetivo es poder ayudar a entre 800 y 900 estudiantes, de entre 3 y 18 años, indicó ayer Cristina Conti, una de las organizadoras de esta campaña.

Pese a que esta iniciativa se conoce como «mochilas solidarias», en realidad se trata de proporcionar el material necesario para que niños y jóvenes de familias vulnerables puedan comenzar el curso en las mismas condiciones que otros.

Año tras año, la Fundació Monti-sion Solidària recibe donaciones de entidades bancarias, empresas y también de particulares. La donación de material escolar se puede realizar de 9.30 a 13 horas en las instalaciones de la ONG.

Cuando se puso en marcha esta campaña, en 2013, se comenzó con la recogida de material de segunda mano, la propia Fundació decidió que todos los niños tenían derecho a estrenar mochila y el resto de cosas necesarias para volver a las clases, por lo que se pidió a los donantes que fuera material a estrenar.

Durante estas últimas semanas, los voluntarios han ido organizando todo y formando los lotes para cada niño. El próximo sábado, esas cientos de familias acudirán, entre las 10.30 y las 12.30 horas y entre las 15 y las 18 horas, para recoger sus mochilas solidarias.