Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mercedes Celeste Portavoz del grupo municipal del PP en Cort

«El Gobierno municipal se ha dividido Palma en tres»

La líder de los populares en el Consistorio acusa a la izquierda de una «nula» gestión «en seis años de anuncios y propaganda» y la culpa de que la ciudad esté «entrando en barrena»

Mercedes Celeste posa en la calle Palau Reial de Palma, cerca de la sede el PP. | MANU MIELNIEZUK

Mercedes Celeste (Palma, 1967) entiende la política como un trabajo de partido y dice huir de los personalismos. Asegura que su función en la oposición es controlar al alcalde y que en este curso político se notará que el PP es «la alternativa».

¿Qué prioridades se han marcado para el nuevo curso político?

Tenemos que luchar con todas nuestras fuerzas para contener la degradación que tiene Palma en estos momentos. Después de estos seis años de gobierno de izquierdas, Palma está entrando en barrena, se está degradando a marchas forzadas sin que parezca que nadie es capaz de controlar esta situación. El tema grave es que, si no se para esta deriva tan drástica, llegará un momento en el que la gente se acostumbrará a que las cosas no funcionen.

¿Cuál cree que es el problema más grave?

Es un cúmulo, es que no hay nada que funcione. Te hablan de sostenibilidad, y la EMT no funciona. ¿De qué sostenibilidad me estás hablando? Te estás metiendo en mi vida privada, en mi transporte privado cuando eres incapaz de poner un transporte público que a mí me sirva de algo. En vez de avanzar, reculamos. Antes podías recargar la tarjeta ciudadana en muchos sitios, ahora es un problema recargarla… La seguridad ciudadana es un grave problema, tenemos falta de efectivos, esto se soluciona muy fácil…

¿Qué propone?

Que cumplan lo que dicen, porque tenían una convocatoria aprobada para 2020, estamos en 2021 y no la han llevado a cabo. Ellos mismos se programan una oferta de plazas y no son capaces de generarlas. Y ahora tendrán que volver a negociar con los sindicatos, para ver si hay que modificarla… Esto es incomprensible.

El equipo de gobierno defiende que hacía muchos años que no se convocaban plazas y que es un problema que se arrastra de hace tiempo.

¿Y? En seis años podían haber hecho alguna cosa… Y la de 2020 la tenían, habían negociado las plazas, ¿por qué no las han convocado? ¿Que esto viene de lejos? Pues así no gobiernes, hay muchas cosas que vienen de lejos y se tienen que mejorar… Los meses pasan y no ejecutan. Han tenido unos años muy buenos, mucho dinero, y la gestión ha sido entre poca y nula. Y ahora me preocupan mucho los presupuestos, no habrá ingresos, habrá un desfase entre una cosa y otra…

¿Todos los problemas de la ciudad es cuestión de gestión?

Su nula capacidad de gestión. Muchas veces pienso que el Partido Popular gestiona mucho y a veces se dedica poco a hacer anuncios y propaganda y no sabe vender bien el producto. Y la izquierda solo vende, pero no ejecuta. Deberíamos encontrar un término medio. Son seis años de anuncios y propaganda.

En este tiempo, ¿qué respuesta han conseguido sus propuestas?

Hay algunas áreas en las que se nos hace un poco más de caso, por ejemplo la de Seguridad Ciudadana, en cuestión de material, y también en Deportes, pero en otras, puede que se hayan aprobado propuestas pero no se han ejecutado… Pero en lo más importante y en lo que no nos hacen nada de caso es en cómo afrontar la situación tan grave que hemos vivido este año y medio. Nosotros la hubiéramos afrontado de manera diferente, comenzando por la señora Armengol y acabando por el alcalde. En esto hemos propuesto algunas mejoras y no han sido aceptadas.

¿Qué mejoras?

Aliviar la carga que tiene la gente que precisamente genera trabajo. La gente necesita trabajar, por dos motivos, uno, evidente, por su propio sostenimiento y de su familia, pero también para mantener el ánimo, para mantenernos socialmente involucrados, para sentirnos bien… Esto es una crisis emocional también. Y lo que les hemos pedido es liberar a las personas de toda carga económica para que al menos eso no sea un problema. ¿Cuántos comerciantes o restauradores han tenido que cerrar? Y no solo eso, es que se quedan con deudas y muchas de ellas con la Administración.

Las ayudas sociales sí se han incrementado muchísimo…

Sí, y nosotros les hemos apoyado en todo. Pero en otras cuestiones, es como si lloviera. Puedo entender que no es fácil y que nos tenemos que sentar todos a hablar, y estaría dispuesta con las manos abiertas, pero es que ya te dicen que no.

Da la impresión de que cada grupo municipal va por libre, incluso los que forman parte del Gobierno municipal.

El Gobierno municipal se ha dividido Palma en tres y no hay un modelo de ciudad. No son capaces de decir qué es lo prioritario. No, cada uno tiene su área y su presupuesto y ese presupuesto se lo gastará en lo que consideren. De esta manera no podemos funcionar nunca. Y ya el colmo ha sido el tema tan grave de la ubicación de los inmigrantes en s’Aranjassa. En una tarde se le encendió la bombilla a alguien del PSOE, sin avisar ni a Podemos ni a Més, y ya ni digamos a los vecinos.

¿Su grupo municipal ha comenzado ya a trabajar para reforzarse?

Sí, pero a nivel de partido. Durante estos meses con Jaime Martínez como presidente [del PP de Palma] hemos vuelto a activar muchas comisiones de trabajo internas, en las que personas afiliadas o simpatizantes se reúnen con regidores, y vamos teniendo una radiografía más amplia. Durante este nuevo curso político notaremos mucho el motor del partido que se ha puesto en marcha, incluso queremos hacer reuniones periódicas con sectores importantes… Nos dará una visión y un impulso, porque tenemos claro que somos la alternativa y tenemos que gobernar.

¿Se ve en el equipo municipal de 2023?

No me preocupa, no lo pienso mucho. Sí, me gustaría, pero creo que en política hay que huir del personalismo. Mientras el proyecto sea del Partido Popular, es igual si está Mercedes o hay otra persona, así es como debería ser. Lo importante es que yo trabaje desde donde estoy para controlar al alcalde y, segundo, para ofrecer a mi equipo la visión que me da estar donde estoy.

¿Ha contactado con Josep Lluís Bauzá después de su dimisión como regidor de Ciudadanos? ¿Lo tendrá como aliado?

He tenido una conversación con él absolutamente privada y solo, doy mi palabra, para darle mi apoyo y para saber si estaba bien. Me parecería horroroso cualquier tipo de injerencia, porque Pep Lluís es una persona que merece todos mis respetos y que además sabe lo que hace y por qué lo hace. No se me ocurrió en ningún momento hablar de política y le deseo lo mejor. Políticamente será una época complicada, habrá que hacer ajustes en nuestras reuniones y en la organización del consistorio. Mientras yo lidere el grupo, intentaremos interferir lo menos posible, porque no es nuestro trabajo. Mi trabajo es el alcalde y lo que hace y lo que hacen los regidores.

Compartir el artículo

stats