Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reclaman la ampliación del tramo de la calle Aragó entre Can Foradí y Can Roses

Se trata de una previsión urbanística de hace décadas que no ha sido ejecutada pese al inicio de la expropiación de las propiedades afectadas

Las viviendas expropiadas en 2018 fueron ‘okupadas’ sin que se hayan podido derribar. SON FUSTER NOU

El Consell Territorial del distrito de Llevant aprobó, a petición de la asociación de vecinos de Son Fuster Nou-ses Palmeres y del colectivo Embat, considerar como «actuación prioritaria» la ejecución de la ampliación del tramo de la calle Aragó comprendido entre Can Foradí y Can Roses. El acuerdo contó también con el apoyo de las asociaciones de es Molí del Rafal-Vivero, Verge de Lluc y Rafal Vell.

Estas entidades recuerdan que desde hace décadas esta ampliación está contemplada en el planeamiento urbanístico de la ciudad, la última de ellas recogida en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1998 actualmente en vigor, que prevé una sección o anchura del tramo de la calle Aragó comprendido entre la vía de cintura y el torrente Gros uniforme y de cuatro carriles (dos por cada sentido de circulación). También se contempla el espacio suficiente para, en determinadas intersecciones, poder realizar el giro a la izquierda.

Los vecinos indican que si hace décadas esta ampliación ya se consideraba necesaria «ahora es imprescindible y de la máxima prioridad teniendo en cuenta el desarrollo urbanístico de toda esta zona de la ciudad, además del importante crecimiento del municipio vecino de Marratxí, que también utiliza este eje viario, uno de los más sobrecargados».

En el año 2018 el Ayuntamiento destinó 680.000 euros para expropiar las propiedades afectadas

decoration

Recuerdan que se trata de una situación «planteada en numerosas ocasiones por entidades de la zona», reclamando «una actuación decidida por parte del ayuntamiento de Palma, como corresponde para una actuación urgente y prioritaria para una amplia zona de la ciudad que cuenta con más de 40.000 habitantes».

Pese a lo anterior, no fue hasta 2018 cuando el Consistorio destinó 680.000 euros para finalizar las expropiaciones necesarias para ampliar la calle. No obstante, una vez expropiada las propiedades fueron okupadas sin que, por el momento, haya sido posible el derribo de las casas afectadas y la posterior ejecución de las obras de ampliación. Por ello, reiteran la necesidad de agilizar los trámites para conseguir la plena disponibilidad de estos terrenos.

Compartir el artículo

stats