Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una promotora comercializa ya viviendas protegidas en Son Bordoy

El Grupo Ibosa anuncia la venta de pisos de obra nueva con precios a partir de los 159.000 euros - La empresa pretende constituir una cooperativa para hacer una oferta competitiva y adquirir las parcelas urbanizables

Los terrenos de Son Bordoy son parte de la Reserva Estratégica de Suelo y están situados en un área rural de Palma. | LORENZO

Una promotora comercializa ya viviendas protegidas en los terrenos aún por urbanizar de Son Bordoy, entre El Molinar y la autovía de Llevant.

El Grupo Ibosa anuncia en su web y en portales inmobiliarios la venta de viviendas protegidas de 2, 3 y 4 dormitorios con terraza y garaje, con precios que oscilan desde los 159.000 euros a más de 213.000 euros. Su proyecto en Son Bordoy consiste en edificar más de 130 viviendas de protección oficial (VPO), más de 300 viviendas de protección tasada (VPT) y más de 200 viviendas libres (VL), que quedan reflejadas en la infografía que acompaña a esta información.

En su web, la promotora indica que «no ostenta propiedad alguna sobre ningún solar» pero pretende crear una cooperativa y presentar una oferta competitiva por el suelo de Son Bordoy, propiedad de las empresas Haras Gestión del Suelo y Nueva Palmira, ambas en concurso de acreedores. Estas sociedades formaban parte del grupo del fallecido Martín Gual.

Infografía incluida en el dossier comercial de la promotora inmobiliaria. | IBOSA

Infografía incluida en el dossier comercial de la promotora inmobiliaria. | IBOSA

Para llevar a cabo su proyecto, Ibosa asegura que se ha personado ante el concurso de acreedores «para poner de manifiesto la intención de presentar una oferta para la adquisición de dichas parcelas y de las unidades de aprovechamiento urbanístico».

Cabe recordar que Son Bordoy forma parte de la Reserva Estratégica de Suelo aprobada con la conocida como Ley Carbonero. Esta figura permitía incrementar el número de viviendas previstas por el planeamiento municipal con la condición de que un porcentaje fuera de protección oficial.

Oposición a la urbanización

La posible urbanización de estos terrenos cuenta desde hace años con la oposición de ecologistas y vecinos de la zona, contrarios a la destrucción del entorno natural de El Molinar y a aumentar la presión poblacional en esta zona.

En 2018, el Ayuntamiento aprobó el proyecto de urbanización de estos terrenos, con la posibilidad de construir hasta 750 viviendas. Sin embargo, el último paso para poder ser urbanizado no se ha dado, ya que el proyecto debe ser presentado ante el Govern (por tratarse de una Reserva Estratégicas de Suelo) y fuentes de la conselleria de Movilidad y Vivienda han confirmado a este diario que este trámite no se ha producido.

La promotora tiene ya entre manos un anteproyecto, aunque está pendiente de constituir la cooperativa para presentar una oferta por el suelo y adjudicarse las parcelas urbanizables.

Al tratarse de una promoción de viviendas protegidas, quien quiera comprar una de ellas debe cumplir con los requisitos que establece el Govern.

Además de los pisos, el proyecto contempla que cada residencial cuente con zonas comunes con piscina, zonas verdes, otra área de juegos y una sala comunitaria.

Un caso juzgado en la Audiencia Nacional

Hace tan solo un mes que la Audiencia Nacional absolvió a la antigua cúpula de Sa Nostra, acusada de administración desleal por haber respaldado económicamente al empresario Martín Gual para adquirir los terrenos de Son Bordoy, que posteriormente pasaron a ser urbanizables. En el momento de esa compra, las parcelas estaban en manos de otro grupo empresarial también financiado por la caja de ahorros y en peligro de perder sus activos.

El tribunal absolvió a los exdirectivos de Sa Nostra al considerar que con sus decisiones en la operación Son Bordoy no se lucraron personalmente.

Compartir el artículo

stats