Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Derriban uno de los chalets ilegales de Son Olivaret investigado por la Policía

El propietario ha decidido tirar la vivienda antes de que concluya el expediente municipal al tratarse de una obra irregular

La casa se construyó en la urbanización de Son Olivaret sin ningún tipo de autorización municipal. G. Bosch

La urbanización ilegal de Son Olivaret, próxima a Sant Jordi, cuenta con una casa ilegal menos. Una de las tres propiedades de lujo, cuya construcción estaba siendo investigada por la Policía, ha sido derribada por su propietario. Se trataba de una casa de unos cien metros de superficie, de planta única, que está ubicada al final de la calle de las orquídeas. El pasado lunes comenzaron los trabajos de derribo, que se han iniciado por iniciativa del propio propietario, que ha decidido tirar todo el inmueble antes de que lo ordene el ayuntamiento de Palma, que tiene abierto un expediente por construcción ilegal.

Desde Cort se confirmó ayer que no se había dictado ninguna orden de derribo, lo que viene a confirmar que han sido los propietarios los que han tomado esta decisión. Y lo han hecho, según señalaron las mismas fuentes, tras ir recibiendo sanciones económicas, en las que además se instaba a que se recuperara la legalidad urbanística, que pasaba por tirar el edificio y dejar el solar tal como estaba antes de que se realizara dicha obra.

Este solar está a nombre de varias personas. Una de ellas es el empresario que fue detenido hace algunos meses por un presunto delito urbanístico, debido a que construyó otras dos viviendas de lujo en un solar donde no se puede levantar este tipo de construcción. Este empresario, además, fue detenido de nuevo hace pocos días porque la Guardia Civil lo relaciona con una plantación de marihuana que fue localizada en una nave de es Pil·larí.

El nombre de este sospechoso aparece como uno de los propietarios de este solar. Lógicamente, al tratarse de una obra ilegal, levantada sobre un terreno rústico, la casa carece de escritura oficial y ello impide su venta.

A la vez que la Policía indagaba para conocer de dónde habían salido los fondos económicos para financiar las obras, el ayuntamiento de Palma abría un expediente administrativo por construcción ilegal. Es el propio consistorio el que suele dar la oportunidad al propietario a que se encargue del derribo de la obra ilegal, para evitar que las sanciones económicas vayan aumentando. Un hombre que se presentó ayer como propietario de la casa confirmó que la vivienda era ilegal, al igual que el resto de construcciones levantadas en esta urbanización de Son Olivaret, explicando que había decidido tirar su vivienda antes de que concluyera la tramitación del expediente municipal.

Esta persona era quien dirigía a la cuadrilla de trabajadores que ha contratado para derribar esta vivienda, que se estaba tirando con la ayuda de maquinaria. Los trabajadores salvaron todas las partes de la casa que se pueden utilizar en otras construcciones. Se prevé que el proyecto de derribo se pueda prolongar durante varios días.

La casa ilegal está ubicada al final de la calle de las orquídeas. G.BOSCH

El dueño ha de asumir el coste del derribo

El proyecto del propietario de este inmueble al decidir levantar una casa en un terreno donde está prohibido construir ha resultado ruinoso. No solo pierde toda la inversión que le costó diseñar la casa y construirla, sino que también debe asumir el coste de su derribo, que no suele ser barato. El proyecto de derribo no se limita a contratar una maquina excavadora que derribe las paredes, sino que hay que retirar todos los escombros y llevarlos a un lugar autorizado para que estos restos puedan ser reciclados. Y todas las facturas que genera este derribo de una construcción ilegal corren a cargo del propietario del inmueble.

Compartir el artículo

stats