Las asociaciones ARCA y Amics del Ferrocarril consideran un “despropósito” el método utilizado por el Ayuntamiento de Palma para eliminar las pintadas vandálicas del Pont des Tren. Estas dos entidades denuncian que los operarios están pintando de un color blanquecino el característico hormigón y el marés de esta réplica de la obra de Gaspar Bennàzar.

“El Pont des Tren en su parte central, es de hormigón, y la limpieza de las pintadas, tan reclamada desde hace años por nuestras entidades, podría haber respetado esta característica”, han manifestado en un comunicado.

“Parece que también se está procediendo a pintar las pilastras y las balaustradas de marés, hecho que es un despropósito y una demostración de carencia de criterio. Las pintadas sobre piedra, sea caliza o de marés, se pueden y se deben limpiar de otro modo”, han denunciado ARCA y Amics del Ferrocarril.

En opinión de estas asociaciones, el Ayuntamiento ha demostrado buena voluntad, al encargar la limpieza del puente, pero también ha evidenciado el desconocimiento sobre los valores patrimoniales. “El Pont des Tren de Gaspar Bennàzar, del cual este es una réplica, fue valorado especialmente por el hecho de ser la primera obra de ingeniería civil hecha con hormigón armado a principios del siglo XX. Y este hormigón siempre ha sido visto con su color característico”, han recordado.

Según explican en su comunicado, el arquitecto municipal encargado de las mejoras de los acabados antes de la inauguración de la restitución del puente “coincide con ARCA y Amics del Ferrocarril al considerar que no es el tratamiento adecuado esta pintura aplicada”.

Las dos asociaciones piden que se pongan en valor los distintos materiales que forman la obra civil de este puente: el hormigón, el marés y la piedra.