Un importante dispositivo, integrado por agentes de la Policía Local apoyados por dotaciones de bomberos y voluntarios de Protección Civil, está clausurando, a partir de las siete de la tarde, todas las playas y zonas costeras de la ciudad, en aplicación del decreto del alcalde, José Hila, dictado el pasado lunes con el fin de evitar aglomeraciones de personas en los arenales con motivo de la celebración de la Nit de Sant Joan.

Se han instalado en las zonas afectadas carteles informativos y se ha avisado y se esta avisando por megafonía en distintos idiomas debido a la presencia, en especial en la Platja de Palma de turistas, sobre la prohibición de permanecer en las playas y otros puntos del litoral palmesano entre las siete de la tarde de hoy, miércoles, y las seis de la mañana del jueves.

La Policía Local cierra las playas de Palma David Regalado

El contingente policial está integrado, tal como han informado desde la concejalía de Seguridad Ciudadana, por agentes del turno ordinario de trabajo, del refuerzo de verano y de otro personal que está realizando horas extraordinarias. El dispositivo se está desarrollando de forma preventiva en la primera línea del litoral en todas las playas del municipio con estrecha colaboración de la Policía Nacional.

También se prevé vigilar las zonas de la Platja de Palma, del Paseo Marítimo del centro de la ciudad y de los polígonos en las que, de forma habitual, se realizan botellones, una actividad prohibida en toda la ciudad a lo largo del todo el año, así como los horarios de cierre de los establecimientos y de la recogida de las terrazas que, por ser víspera de festivo, se prolonga entre los 12,30 y la una de la madrugada, excepto en aquellas zonas declaradas como de especial protección o intervención como son la mayor parte del centro de la ciudad, como sa Gerreria o sa Llonja, en las que las terrazas deben recogerse a las 23,00 horas.

Las playas y zonas de baño en las que se va a aplicar el decreto de cierre son las de Cala Major, Can Pere Antoni, el Molinar, Ciutat Jardí, Cala Estància, y la Platja de Palma, además de las zonas de baño de Cala Nova, Roques de Cala Major, el paseo del Molinar, el Penyó, Cala Gamba, es Carnatge y son Caiós.