Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reconversión de un edificio del centro en hotel lleva cuatro años paralizada

Europe Hotels International proyectaba un establecimiento de lujo en la calle Sant Bartomeu, pero las trabas planteadas por Cort han frenado las obras

Otros frentes dan a la costa de Can Poderós y calle Santa Bàrbara.

Otros frentes dan a la costa de Can Poderós y calle Santa Bàrbara. Manu Mielniezuk

Cuatro años lleva parada la rehabilitación de un edificio en la céntrica calle Sant Bartomeu de Palma, muy cerca de Cort, comprado por Europe Hotels International con la intención de abrir un hotel de lujo. El temor de la empresa propietaria, que en este proyecto ha realizado una inversión millonaria, es que la estructura, originaria de finales del s.XIX y principios del XX y que da a otras dos calles, no resista más tiempo y se derrumbe.

Tras adquirir este edificio, la cadena alemana Europe Hotels presentó un proyecto de obras de consolidación, pero el mal estado de la estructura del inmueble hizo necesario intervenir mucho más y reforzar la cimentación y colocar unos forjados de hierro, explica Antonio Gómez, miembro del equipo directivo de la empresa en Mallorca y responsable técnico de los proyectos.

Además, en esta rehabilitación se descubrió un arco gótico en el interior del edificio, por lo que el Consell de Mallorca ordenó parar las obras. La empresa solventó este imprevisto, modificando sus planes y recortando el número de habitaciones previstas de 41 a 39, en un inmueble de seis plantas más ático.

Sin embargo, los técnicos del Ayuntamiento, informados del hallazgo, inspeccionaron la obra y comprobaron que la intervención realizada, con el refuerzo de la estructura, no se ajustaba al proyecto presentado a Urbanismo. Y ahí, en 2017, comenzó una parálisis que todavía no se ha solucionado, según explica Antonio Gómez.

Fachada principal. Es la que está en el número 3 de Sant Bartomeu, calle que confluye con Jaume II.

Dos expedientes en marcha

Por un lado, el proyecto ha tenido que ser modificado hasta en tres ocasiones y todavía no ha logrado el visto bueno de Urbanismo. Es más, desde el Ayuntamiento se les exige que retiren elementos de refuerzo, como el hormigonado y el forjado de hierro, señala Gómez. «Tenemos informes técnicos que dicen que sin eso el edificio se viene abajo y que la estructura no se puede permitir ese sufrimiento», aporta el directivo del hotel. «El edificio tiene muy mala solución, porque no se puede apuntalar exteriormente, por las características de las calles, para vaciarlo por dentro», añade.

Por otro lado, el ayuntamiento de Palma, que en 2019 prohibió la construcción de nuevos hoteles en el centro, salvo que cumplan determinadas condiciones, le ha denegado el cambio de uso de residencial a hotelero alegando que la empresa promotora no ha contestado a sus requerimientos, hecho que Gómez rebate. El directivo asegura que han presentado la documentación solicitada hasta en tres ocasiones y que el propio Ayuntamiento la extravió en una ocasión. Tras un recurso de reposición que no ha sido contestado por Cort, Europe Hotels International ha acudido a la vía judicial para desbloquear esta situación.

Con las obras que iniciaron en 2017, la intención de la cadena hotelera era mantener el exterior del edificio, ya que la fachada cuenta con una protección ambiental «r», para que el hotel encajara en su emplazamiento. Ahora, tras estos cuatro años de trabas, Gómez está convencido que hubiera sido más sencillo derribar todo el edificio y levantar uno completamente nuevo.

El directivo de Europe Hotels afirma que todo son pegas: «Creemos que la verdadera razón es que no quieren que se haga el hotel». Si no consiguen ese cambio de usos, el edificio deberá destinarse al uso residencial que tiene actualmente.

Es la que está en el número 3 de Sant Bartomeu, calle que confluye con Jaume II.

DErrumbe en Sa Quartera.

DErrumbe en Sa Quartera. Bombers de Palma

Dan a la Costa de Can Poderós y calle Santa Bàrbara.

La estructura del edificio situado en el número 3 de Sant Bartomeu no ha podido ser reforzada por completo, tras la paralización de las obras, por lo que parte del inmueble está en riesgo, advierten desde la empresa propietaria. Su temor se ha acrecentado después del derrumbe de un edificio antiguo que estaba siendo rehabilitado en la plaza de sa Quartera, accidente ocurrido el pasado día 7.

«Estamos en una situación en que se puede repetir lo sucedido», comenta sobre lo ocurrido una semana atrás Antonio Gómez, directivo de Europe Hotels International y responsable de proyectos de esta empresa.

«La gente está preocupada», relata Gómez sobre lo que han manifestado los residentes en edificios vecinos, que ven cómo este inmueble se ha quedado en una incipiente rehabilitación. Durante mucho tiempo estuvo cubierto por telas y andamios, pero ahora está totalmente desprotegido.

Además de que el inmueble pueda convertirse en un nido de plagas, como las ratas, la propiedad también tiene el temor de que sea okupado y que pueda ocurrir un accidente.

Compartir el artículo

stats