Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Emaya estima que la limpieza del vertedero de Son Güells costará más de 100.000 euros

La empresa municipal está a la espera de la autorización judicial para proceder a la retirada subsidiaria

El vertedero de Son Güells ha funcionado durante años. | GUILLEM BOSCH

La Empresa Municipal d’Aigües i Clavegueram estima que la limpieza del vertedero ilegal de son Güells tendrá un coste de más de 100.000 euros.

El concejal de Medio Ambiente y presidente de esta empresa municipal, Ramón Perpinyà, explicó en la comisión previa al pleno celebrada ayer que este coste será probablemente mayor porque hasta que no se pueda entrar en la zona de vertido no se podrá afinar con el presupuesto.

De todas formas, Perpinyà explicó que la empresa municipal está a la espera de que el juez les autorice o les ordene a que procedan a la limpieza de la zona de forma subsidiaria, lo que significa que después se pasará la factura a la empresa Dapney S. L., propietaria de estos terrenos.

Según el concejal, Emaya también investigará la procedencia de los vertidos depositados ilegalmente en esta zona con el fin de pasar la factura a sus propietarios ya que estos son los responsables del destino final que se da a los restos de los que se desprenden y de que estos sean tratados por una empresa autorizada.

Perpinyà explicó que esta zona de vertido ilegal cuenta con un expediente abierto por parte del Ayuntamiento desde 2016. La administración municipal, debido a la naturaleza y a la importancia de los vertidos, se pasó a la conselleria de Medio Ambiente, administración competente en la materia. Como consecuencia, el expediente municipal se paralizó a la espera de la conclusión del autonómico. De forma coordinada con Medio Ambiente se decidió denunciar el caso al SEPRONA por posible delito medioambiental. Ahora habrá que esperar a la conclusión del procedimiento penal o a que el juzgado autorice la limpieza.

Infraestructuras vaciará la zona de vertido de Son Reus

Finalmente será el departamento de Infraestructuras de Cort, que se encarga del mantenimiento de los edificios y propiedades municipales, quien asuma la limpieza del vertedero ilegal de la finca de Son Reus. El concejal de Medio Ambiente y presidente de Emaya, Ramón Perpinyà, estima que el coste de esta operación también será importante, aunque aún no se ha cuantificado, debido a la gran cantidad de desperdicios de todo tipo que se acumulan en la zona. Afirmó que hasta el momento no se podía actuar puesto que en esta finca municipal había personas que la ocupaban ilegalmente.

Compartir el artículo

stats