Los vecinos de Nou Llevant denuncian que en la calle Caracas hay una arqueta sin tapa que supone un peligro, especialmente de noche, porque está situada en una amplia acera y alguien puede caer en ella. Han comunicado la incidencia al Ayuntamiento hace días, pero sin resultado.

Un vecino, José Luis Páramo, en vista de que el agujero sigue ahí, muy cerca de los bloques de viviendas y del colegio Borja Moll, ha decidido colocar una silla boca abajo, metida en la arqueta, para evitar que alguien caiga.

Un vecino ha colocado una silla para evitar caídas.

Un vecino ha colocado una silla para evitar caídas. J. L. Páramo