DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cort 'perdió' la subvención de 300.000 euros del Consell para actividades del verano de 2020

La prolongada tramitación de los expedientes, que ha durado casi diez meses, provocó que no estuvieran resueltos antes de finalizar el año, por lo que el dinero remitido por la institución supramunicipal no se ha podido utilizar

Un grupo de menores en una actividad de ocio celebrada el verano pasado.

Un grupo de menores en una actividad de ocio celebrada el verano pasado. B. Ramon

El Ayuntamiento de Palma ha tenido que devolver al Consell de Mallorca los 300.000 euros concedidos por la institución supramunicipal el año pasado para subvencionar a las familias los gastos derivados de la inscripción de sus hijos menores a actividades deportivas y de ocio realizadas a lo largo del verano de 2020.

La administración municipal ha tardado casi diez meses en la tramitación de estas ayudas, a razón de un máximo de 150 euros mensuales por menor, por lo que, cuando el Consell cerró a finales de año su presupuesto, el Ayuntamiento aún no había resuelto los expedientes.

De todas formas, la cuantía finalmente concedida a las 134 solicitudes que finalmente fueron aprobadas de las 207 presentadas, apenas alcanzaban los 30.000 euros, lo que supone tan solo un 10% de la cantidad que podría haberse utilizado.

Desde la concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Palma, el concejal y presidente del Institut Municipal de l’Esport (IME), Francisco Ducrós ha lamentado esta situación que, según su versión, no se pudo revertir pese a los intentos por parte de este organismo municipal, ya que las bases de de la convocatoria solo contemplaban a los ayuntamientos como gestores de estas ayudas.

De hecho, inicialmente las subvenciones se tramitaron a través del IMI. Posteriormente se tuvieron que remitir a la concejalía de Servicios Sociales, que tuvo que tramitarlas de nuevo. Los empleados del IME encargados de tramitarlas se encontraron con dos sorpresas. 

La primera fue que un porcentaje elevadísimo de las solicitudes presentadas tenía deficiente, hecho que retrasó ya de entrada la resolución de los expedientes. Otra sorpresa inesperada fue el bajo número de peticiones realizadas ya que tan solo se llegaron a presentar 207, cuando la cuantía del dinero ofrecido por el Consell de Mallorca hubiera alcanzado alrededor de 1.000 familias.

El escaso número de solicitudes, según Ducrós, se relaciona con el momento especial que se vivió el año pasado durante los meses de julio y agosto, cuando numerosos miembros de las unidades familiares estaban sin trabajo o en ERTE, lo que provocó que muchos padres pudieran quedarse con sus hijos.  

Otro factor que influyó probablemente fue el temor a los contagios y a la restricción de las actividades que se podían desarrollar.

Compartir el artículo

stats