Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las corridas de toros en Palma dividen los votos del Pacto

Una moción de Més y Podemos sobre el maltrato animal provoca un intenso debate entre grupos municipales

Més y Podemos se oponen a la retransmisión de corridas de toros.

Més y Podemos se oponen a la retransmisión de corridas de toros.

Més fue acusado de «oportunismo político» por Ciudadanos y el PP les recriminó que «todo lo que huele a español les molesta», mientras que al PSOE se le exigió que aclarase no solo su voto, sino el de los socialistas de Extremadura... El debate en comisión de una moción sobre maltrato animal y las corridas de toros, presentada por Més y Podemos, ocasionó un intenso debate entre los grupos municipales.

Además de ratificar que Palma es una ciudad que condena el maltrato animal, Més y Podemos exigían que el Ayuntamiento instara al Gobierno a abolir las ayudas públicas para la tauromaquia y que Cort pidiera a los medios de comunicación «que no retransmitan las corridas de toros», después de que en el Congreso se haya aprobado su vuelta a TVE. Los dos grupos consiguieron el apoyo del PSOE en el primer punto, pero los socialistas se abstuvieron en el segundo, al igual que hicieron en el debate nacional.

«Tenemos que proteger a nuestros niños y jóvenes de la normalización de la violencia», afirmó Neus Truyol (Més), sobre las corridas de toros.

Josep Lluís Bauzá, de Ciudadanos, preguntó al PSOE qué pensaba hacer, teniendo en cuenta lo que había pasado en otras comunidades donde los socialistas sí han apoyado esta fiesta. «No me meteré en lo que decide Extremadura, sí en Palma, porque estamos en el ayuntamiento de Palma», le respondió Ramon Perpinyà. Angélica Pastor reivindicó que el suyo es un partido nacional con vocación de gobierno y que respetaban la disciplina de partido. «Y si no les gusta, aguántense», concluyó.

Guillermo Sánchez (PP) le sacó en cara a Més que por qué no se pronunciaban sobre los Sanfermines o sobre los toros ensogados. «Como es de Cataluña, esto no lo tocamos», dijo sobre los correbous. Además, les conminó a «dejar de meterse en la vida privada de las familias. Los padres decidiremos qué pueden ver nuestros hijos», añadió.

Fulgencio Coll, de Vox, consideró que la moción iba en contra del Estado de Derecho y mencionó que en Francia las corridas de toros son un espectáculo cultural.

Compartir el artículo

stats