Palma se queda otro año sin su Nit de Sant Joan, una fiesta que organiza la Federación de Asociaciones de Vecinos en colaboración con el Ayuntamiento de Palma.

La Federación de Vecinos de Palma ha comunicado al Ayuntamiento que, por segundo año consecutivo, antepone la salud de los ciudadanos a las ganas de celebrar esta fiesta el próximo 23 de junio en el Parc de la Mar, por lo que no habrá correfoc ni ningún acto por Sant Joan. El pasado año, además, el Ayuntamiento prohibió cualquier celebración esa noche en las playas de la ciudad.

En un comunicado, esta entidad que aglutina a las asociaciones de vecinos de Palma, presidida por Joan Forteza, ha explicado que se ha visto obligada a suspender de nuevo la Revetlla por "responsabilidad y necesidad", ante la situación actual provocada por la covid-19 y teniendo en cuenta el tipo de fiesta que es la de Sant Joan, con participación del público e interacción con los dimonis.

"Toda esta actividad festiva supone un elevadísimo riesgo, que una vez valorado hemos estimado totalmente inasumible, para poder cumplir con todas las medidas de distancia y seguridad recomendadas, teniendo también en cuenta los bajos niveles de vacunación actuales", ha explicado la Federación.