Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alba tendrá una rampa de acceso a su casa tras nueve años de espera

El Ayuntamiento asegura que concederá el permiso de obras de forma inmediata

Teresa lleva en brazos a su hija, Alba, para superar las escaleras.

Teresa lleva en brazos a su hija, Alba, para superar las escaleras.

Alba, la adolescente con parálisis cerebral que lleva esperando nueve años una rampa en la finca donde reside, ya podrá disponer de este acceso adaptado de forma inmediata. La gerencia de Urbanismo ha aprobado este martes permitir esta intervención, de manera que la madre de la joven, María Teresa Torres, tan solo tendrá que solicitar la licencia de ocupación de la vía pública para comenzar las obras de construcción de la ansiada rampa en su edificio de la calle Miquel Forteza i Pinya, en el Coll d’en Rabassa.

Cuando Alba, que ahora tiene 14 años, disponga de este acceso habrán pasado nueve años de reclamaciones ante el Ayuntamiento, nueve años de impedimentos burocráticos y nueve años en que la madre de la joven ha tenido que cargarla a peso para poder salir y entrar del bloque de pisos donde viven. La escalera de seis escalones que da a la calle ha sido el gran inconveniente que ahora se podrá superar para garantizar la accesibilidad universal en este edificio.

La madre de Alba, María Teresa Torres, ha preferido no valorar el acuerdo definitivo que le permitirá construir la rampa hasta saber más detalles sobre el mismo. Por parte del Ayuntamiento, se ha indicado a este diario que la familia deberá asumir el coste de la obra porque se considera una actuación particular.

El permiso para realizar esta rampa por donde pueda pasar la silla de Alba llegará después de que Teresa haya insistido y contratado a especialistas en urbanismo y también después de que el área de Infraestructuras, en manos de la regidora Angélica Pastor, presentara una alegación a la Ley autonómica de Accesibilidad. El problema radicaba en que dicha rampa, para un edificio particular, ocupaba parte del espacio público.

El consejo de Gerencia de Urbanismo de Cort aprobó ayer definitivamente el proyecto de estudio de detalle para la ocupación de superficies del espacio público, tras haberlo aprobado inicialmente meses atrás y del preceptivo tiempo de exposición pública, durante el que no se ha presentado ninguna alegación.

Así, a partir de ahora, confirmaron ayer fuentes de Urbanismo de Cort, el siguiente paso es solicitar el permiso de obras, que se concederá de inmediato ya que todas las áreas implicadas en su tramitación son conocedoras de este caso.

Además de a los diferentes departamentos municipales, el acuerdo aprobado ayer también se comunicará al Consell de Mallorca y al Archivo de Urbanismo del Govern.

Un problema que ha ido a más

La madre de Alba ha explicado en anteriores ocasiones que empezó a tomar conciencia de la necesidad de la rampa a medida que la niña fue creciendo. En el interior del edificio, una silla eléctrica con elevador le permitía llegar hasta la primera planta, pero los seis escalones que separaban su finca de la calle se iban haciendo insalvables.  

Pese a las buenas intenciones demostradas por el actual alcalde, José Hila, cuando era regidor en la oposición, el permiso para ejecutar esta obra no llegaba, aunque delante de la finca de Alba hay espacio suficiente para construir el nuevo acceso. 

La familia tendrá que asumir los costes porque se considera una obra particular

La madre de Alba, Teresa Torres, prefirió no valorar ayer el acuerdo definitivo que le permitirá construir la rampa hasta saber más detalles acerca de quién se hará cargo de la obra. Al respecto, desde el Ayuntamiento se señaló que debe ser la familia la que solicite el permiso y la que asuma el coste de esta mejora de la accesibilidad ya que se trata de una obra particular.

El trámite será inmediato porque los técnicos ya conocen el expediente, aseguraron ayer las mismas fuentes municipales sobre el tiempo que puede tardar la tramitación para construir la rampa.

En esta legislatura, la regidora Angélica Pastor, quien había sustituido a Rodrigo Romero en el área de Infraestructuras, se comprometió a sacar adelante esta reclamación siempre que la ley lo permitiera y admitía que el expediente se había quedado paralizado durante el anterior mandato.

Compartir el artículo

stats