Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos de Establiments protestan en Cort para dejar de ser un barrio de segunda

Unas 60 de personas se plantan en el Ayuntamiento para reivindicar «sus derechos» y «soluciones» al proyecto de la carretera que no impliquen expropiaciones. Reclaman contenedores, por ello, dejaron las bolsas de basuras en el portal

9

Protesta de los vecinos de Establiments ante Cort G. Bosch

Unos 60 vecinos de Establiments se han plantado ante Cort para reclamar que no quieren ser un barrio de segunda. Con pancartas y bolsas de basuras, los residentes en la barriada han hecho oír su voz en el centro de Palma. Sus lemas: «Establiments lucha por sus derechos». «Queremos contenedores ya». «Por favor, hay otras soluciones. No expropiaciones». «Queremos caminar por la acera pero que no me quiten el jardín de mi casa». «Alcalde escucha, Establiments existe». «Establiments no es una barriada de segunda. «Somos la barriada más dejada de Palma. Queremos soluciones ya». Así, no se lo pensaron dos veces y como uno de los motivos que les ha llevado a protestar es que reclaman contenedores, no dudaron en dejar sus bolsas de basura en el portal de Cort. 

El presidente de la Asociación de vecinos de Establiments, Llorenç Bauzá, ha resumido las reivindicaciones de los residentes: «Estamos aquí para dejar claro las carencias de nuestro barrio. Es un barrio de segunda. Nos acostamos y cuando nos levantamos los contenedores no están. Por ello reivindicamos los contenedores que nos han quitado. Reivindicamos que mejoren las frecuencias de buses de la Línea 16. Pedimos que se estudie el proyecto de las aceras en la carretera principal que el alcalde José Hila ahora amenaza que se irá a un cajón. No queremos expropiaciones. Queremos poder andar de manera segura por la carretera. Por eso y por muchos más motivos protestamos». 

Los vecinos de Establiments protestan en Cort para dejar de ser un barrio de segunda G. Bosch

¿Las soluciones? «Que cumplan con la promesa de recolocar los contenedores, que el servicio de puerta a puerta prometido llegue a todo el barrio». También reclaman contenedores de poda. Además, reivindican más líneas de autobús y por el tema de las aceras de la carretera, que «se estudie una alternativa». «No queremos expropiaciones», zanja. Por ello, los vecinos emplazan a Cort a estudiar alternativas. Bauzá pone ejemplos: en Son Sardina, la calle principal ha pasado a ser de un único sentido y se han evacuado los otros accesos por otras calles. Nos gustaría que así fuera en Establiments. Tenemos la MA-1040 que es la carretera de Esporles y la MA-1041 que es la de Puigpunyent. Hay alternativas, por ello, pedimos que se estudien. Pero «lo que no puede ser que el Ayuntamiento nos amenace de que si no lo aceptamos, lo dejará en un cajón y los muertos recaerán en nuestras espaldas. Es un proyecto que ha costado 24.000 euros y no se puede quedar en un cajón». En diez días hay una nueva reunión entre Cort y vecinos, que están abiertos al diálogo.

Compartir el artículo

stats