DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorquímica, de tienda de pinturas a pisos desde 500.000 euros

El edificio de Joan Crespí ha sido vendido y allí se construirá otro con 25 viviendas de lujo

Una lona de la promotora cubre buena parte del inmueble vendido en la calle Joan Crespí.

Una lona de la promotora cubre buena parte del inmueble vendido en la calle Joan Crespí. B. Ramon

El edificio de la calle Joan Crespí que durante décadas ha acogido una tienda de la fábrica de pinturas Mallorquímica dará paso a un nuevo inmueble de viviendas de lujo cuyo precio mínimo será de medio millón de euros.

Una gran lona sobre el edificio del número 45 de Joan Crespí, vendido por la empresa de pinturas, ya anuncia el nuevo proyecto, de la promotora Ínsula Properties, en Santa Catalina. Donde hoy aún hay una construcción de cinco plantas, con siete viviendas en total y un local comercial en el bajo, el que ocupaba la tienda de Mallorquímica, se proyecta un residencial con piscina y gimnasio para 25 «exclusivas viviendas con terraza y calidades de lujo», cuyo precio mínimo, según se anuncia, será de 499.000 euros.

De las 25 futuras viviendas, 18 serán apartamentos de una sola habitación, con un baño, salón-cocina y terraza. Habrá seis en cada una de las tres primeras plantas del edificio, que contará con aparcamiento propio.

La cuarta planta tendrá cuatro viviendas de 2 y 3 habitaciones, también con salón-cocina, dos cuartos de baño y terraza.

Imagen virtual del futuro edificio de pisos y apartamentos de lujo. | ÍNSULA PROPERTIES montse terrasa. palma

En la última planta habrá tres áticos, dos de tres habitaciones y uno con dos dormitorios, además de su correspondiente salón-cocina, dos cuartos de baño y un solarium para cada una de las viviendas.

Tienda y alquiler

La tienda de Mallorquímica abrió a principios de los años 70 en este edificio, propiedad de la misma empresa, que ayer confirmó que el inmueble estaba a la venta desde hacía tiempo cuando llegó la oferta de esta promotora. Los pisos de las plantas superiores se destinaban a alquiler y estaban ya vacíos en el momento de la venta, según explicaron a este diario.

Tras el cierre de la tienda de Joan Crespí, Mallorquímica sigue con su actividad en sus instalaciones de Gran Via Asima, en el polígono de Son Castelló, y en las de Llucmajor.

Según el Colegio de agentes de la propiedad inmobiliaria de Balears, la vivienda de lujo está resistiendo mejor el desplome inmobiliario causado por la crisis de la covid.

Es más, según datos de la inmobiliaria Engel & Völkers, las residencias de lujo que se han vendido durante la pandemia han sido las de mayor categoría. Y por barrios de Palma, los chalés de Son Vida son los que tienen el precio medio más caro, superando los 4,7 millones de euros, mientras que en el casco antiguo oscilan entre los 700.000 y los 800.000 euros.

Compartir el artículo

stats