Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cort desoirá a los vecinos y peatonalizará cuatro calles del centro histórico

Solo se admitirá una de las alegaciones presentadas: el mantenimiento de un estacionamiento para bicis

Imagen de la calle Pes del Formatge, que se quiere peatonalizar.

Imagen de la calle Pes del Formatge, que se quiere peatonalizar.

Aún no es oficial porque la medida tiene que ser aprobada por el pleno del Ayuntamiento de Palma, pero el equipo de gobierno va a rechazar la práctica totalidad de las alegaciones presentadas por siete asociaciones de vecinos del centro de la ciudad, además de otra entregada por propietarios de edificios de la calle Pes del Formatge y procederá a convertir en peatonales las calles Peraires, Fideus, Pes des Formatge y Minyones.

A falta de que la decisión se comunique, probablemente esta semana o la siguiente a las asociaciones recurrentes, el teniente de alcalde de Movilidad Sostenible, Francesc Dalmau, ha manifestado que solo se va aceptar una de las alegaciones presentadas por las entidades vecinales: el mantenimiento de un estacionamiento para bicicletas en una de las calles.

Si bien el hecho de que estas calles se conviertan en peatonales no va a suponer un gran cambio en relación a la situación actual en la que que solo pueden circular por ellas los vecinos ya que se incluyen en zonas declaradas Acire, los vecinos temen que sea la excusa para que Cort pueda autorizar la instalación de terrazas de bares, algo con lo que no están de acuerdo.

Esta posibilidad no es negada por Dalmau, aunque afirma que se pretende alcanzar un punto de equilibrio con el uso del espacio público con las terrazas de los bares y el derecho de los vecinos. Al respecto, afirma que desde el departamento de Gobierno Interior que dirige el teniente de alcalde Alberto Jarabo, se está elaborando un plan zonal para estas calles, que limitará el uso del espacio público.

Las siete entidades que han alegado contra la peatonalización de estas calles (la Seu, Sant Nicolau, sa Calatrava, Banc de s'Oli, sa Calatrava-Montisión Santa Clara, Sant Pere-la Lonja, Santa Creu y Sa Llonja-es Born), además de propietarios de Fideus y Pes del Formatge, consideran que la propuesta del equipo de gobierno no está justificada, además de no aportar ningún beneficio y abre la puerta a la autorización de más terrazas.

En su alegación afirman que la propuesta, además de no haber sido consensuada con los vecinos afectados "no aporta ningún beneficio a la ciudad" ya que en la situación actual ya se puede pasear tranquilamente por estas calles.

Por el contrario, consideran que "se perjudica al residente, que ve limitada su posibilidad de aparcamiento y se pone en riesgo su tranquilidad al abrirse la posibilidad de que los establecimientos de restauración soliciten la ocupación de la vía pública en las calles peatonalizadas, con las molestias que ello supone".

Por su parte, los propietarios de la calle Pes del Formatge, que también han alegado contra la peatonalización de esta vía, dejan claro en sus escrito que "están a favor de las peatonalización en el casco antiguo si suponen ampliar el espacio público para los peatones y para que la ciudadanía pueda circular sin coches y disfrutar de una mejor y más tranquila convivencia". Algo que temen que no se va a conseguir con esta propuesta ya que consideran que será "el primer paso -indispensable- para facilitar automáticamente la instalación de más terrazas de bares y restaurantes" y, en consecuencia, "disminuir el espacio público".

Compartir el artículo

stats