El presidente de la junta local del PP, Jaime Martínez, ha instado al alcalde de Palma, José Hila, a que concrete cuántos comercios, bares y restaurantes han cerrado en la ciudad a causa de la pandemia y cuántos empleados han perdido sus trabajos por estos cierres.

"No podemos esperar a 2023 para apoyar y salvar a empresas y trabajadores de Palma porque vamos a llegar tarde", ha afirmado Martínez, que ha reclamado "información territorializada" sobre los efectos de la crisis sanitaria para dar "transparencia" a la toma de decisiones de cara a la reactivación de estos sectores, ha explicado el partido este miércoles.

Martínez ha asegurado que la formación presentará una nueva batería de propuestas para "salvar" al sector de la restauración y del comercio en la capital balear, tras "un año de bloqueo" de muchas actividades que "sufren los desmanes de Cort y del Govern, con decisiones arbitrarias y falta de transparencia".

Ha lamentado la "inactividad" del equipo de gobierno que lidera Hila para paliar las consecuencias económicas en el tejido comercial de Palma, sobre todo respecto a las medidas de apuntalamiento de los sectores afectados por la pandemia y la falta de previsión en el plan de reactivación.

El líder del PP ha insistido en que llegar a septiembre con el 70 % de la población de Baleares vacunada contra la covid-19 supone "llegar tarde", ya que habrá concluido la segunda temporada turística marcada por la covid-19.

Martínez ha lamentado que la Semana Santa no ha sido suficiente para reactivar el tejido de la ciudad, situación que "poco a poco" hunde a la restauración y al comercio de Palma ante la falta de una desescalada y la permanencia de las restricciones, pese a la baja incidencia de contagios.