Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cort «revitaliza» el Patronat de l’Habitatge para afrontar la «brutal» demanda de vivienda

Desde principios del presente siglo el parque de vivienda pública municipal de alquiler para colectivos vulnerables apenas ha experimentado variaciones, situación que ahora se quiere revertir

La sede del Patronat Municipal de l’Habitatge estuvo durante muchos años en pleno barrio de sa Gerreria, junto al actual Estel. B. Ramon

El ayuntamiento de Palma, a través del Patronat Municipal de l’Habitatge (PMH), cuenta en estos momentos con 404 viviendas públicas que se ofrecen, en régimen de alquiler, a los colectivos más vulnerables. Se trata de personas y familias que no alcanzan los mínimos que exige el Institut Balear de la Vivienda (IBAVI) para poder adjudicarles una vivienda pública. Las necesidades para el primer colectivo han ido en aumento inicialmente debido a la crisis de 2008 y ahora con la expansión de la pandemia provocada por el coronavirus.

No obstante, el parque de vivienda pública del Patronat apenas ha experimentado variaciones desde principios del presente siglo. En 2003 contaba con 327 viviendas, en 2007 disponía de 343, en 2017 contabilizaba 346 y ahora, según el último censo, cuenta con 404, aunque incluyendo las casas destinadas a los funcionarios municipales que fueron construidas en los años 50 situadas en el Tirador y en Aragó.

Desde el Patronat, dada la demanda «brutal» de vivienda existente para los colectivos más vulnerables, se quiere revertir esta situación. Tal como explica la teniente de alcalde de Modelo de Ciutat, Neus Truyol, departamento del que depende el Patronat, se estudian distintas vías para incrementar este parque de viviendas municipales «de forma rápida, eficaz y adaptada a las necesidades de urgencia».

De esta forma, se pretende la obtención de viviendas mediante la permuta de solares de propiedad municipal. Según explica Truyol, Cort dispone de solares procedentes de distintas promociones urbanísticas que solo son aptos para la construcción de viviendas unifamiliares, lo que les hace poco adecuados para la construcción de vivienda pública. En estos momentos se están revisando y valorando las parcelas que se podrían incluir en esta oferta y elaborando el sistema de puntuación que permita baremar las propuestas que se presenten.

Dos promociones de vivienda pública municipal. | PATRONAT

Otra fórmula consiste en que el Ayuntamiento pueda ejercer el derecho de «tanteo y retracto» que le permite la Ley de la vivienda de Baleares de 2008. Para ello se necesita la autorización del Govern, algo que le ha sido reiteradamente solicitado. Con este sistema se podría obtener vivienda pública a través de las transmisiones de inmuebles en los que al menos una de ellas esté alquilada, o bien casas adquiridas en procesos judiciales o extrajudiciales, mediante ejecuciones hipotecarias o inscritas en el registro de viviendas desocupadas.

Igualmente, se pretende la obtención de más casas utilizando la fórmula de la expropiación del uso temporal a grandes tenedores, que permite la Ley de Vivienda balear y que ya ha puesto en marcha el Govern.

Para ello, el Ayuntamiento ya ha manifestado su interés en poder actuar como agente expropiador o gestionar por este sistema algunas de estas viviendas para la acogida de familias vulnerables, víctimas de desahucios y otras circunstancias de emergencia habitacional.

El pasado año se rehabilitaron las viviendas de Tirador. | AJUNTAMENT

Por último, como un sistema a más largo plazo, el Ayuntamiento ya ha pedido que la financiación del ministerio de Fomento para la construcción de vivienda pública por parte de las comunidades autónomas incluya la posibilidad de que Cort pueda utilizar parte de este dinero para la ejecución de promociones.

El Patronat Municipal de l’Habitatge nació en 1984 con la misión fundamental de la rehabilitación de barrios vulnerables de la ciudad. A lo lago de estos 36 años de vida se han realizado actuaciones de rehabilitación y rehabilitación Urbana con la obtención de vivienda pública en los barrios del Puig de Sant Pere (108), es Jonquet (37), sa Calatrava (81) y sa Gerreria (122). También gestiona 45 viviendas en el Tirador y otras 40 en Aragó.

Compartir el artículo

stats