Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palmario | La ‘tarifa justa’ tendrá que esperar otros dos años

Francisco Martorell y Elena Carolina Montero.

Francisco Martorell y Elena Carolina Montero.

Emaya prevé implantar la que denomina «tarifa justa» de recogida de residuos sólidos urbanos «a finales de la actual legislatura o a principios de la siguiente», según reiteró ayer el presidente de esta empresa municipal, Ramón Perpinyà. Lo anterior significa que la tarifa o lo que sea que se aplica ahora a los ciudadanos para cubrir el coste de este servicio es «injusta». Lo anterior es algo que todos los ciudadanos al menos intuíamos y todos los grupos municipales cuando están en la oposición denuncian. No obstante, cuando gobiernan, todos consideran «muy complicado» cambiar el sistema tarifario de la recogida de basuras que se aplica desde hace décadas, y en el caso de la tasa por el tratamiento de los residuos sólidos urbanos o incineración desde que se implantó este sistema. En definitiva, tras años y años de «injusta» aplicación de estas tarifas, la implantación de la recogida orgánica y el hecho de que los contenedores marrones deban abrirse mediante la utilización de la tarjeta ciudadana permitirá reconducir esta situación y bonificar o recompensar a los ciudadanos que reciclen más y mejor, aunque no se podrán beneficiar hasta dentro de dos años, si se cumplen las previsiones.

Asima cede un «huerto social» y ecológico a la fundación Aldaba 

El presidente de la Asociación de Industriales de Mallorca (Asima), Francisco Martorell, y la delegada territorial de la Fundación Aldaba, Elena Carolina Montero, suscribieron ayer un convenio de colaboración que permitirá a la organización solidaria llevar a cabo un proyecto de huerto urbano ecológico en el polígono de Son Castelló. De esta forma Asima cede un terreno para que Aldaba pueda implantar su proyecto Horts ses garbes: sembrant per seguir cap endavant, consistente en el desarrollo de huertos urbanos ecológicos que se destinan a colectivos especialmente vulnerables.

Compartir el artículo

stats