Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern aún no ha contestado a Hila ni ha citado a los expertos

La Comisión de Toponimia de Palma dio por bueno el censo franquista, excepto cuatro calles

El Ayuntamiento repuso las placas de los almirantes la pasada semana. Manu Mielniezuk

El alcalde de Palma, José Hila, exigió el pasado viernes al Govern la convocatoria urgente de la Comisión Técnica de Memoria Democrática para revisar el censo de elementos franquistas de la ciudad, después de paralizar el cambio de nombre de calles. Su petición aún no ha tenido respuesta y, al menos ayer, dicha comisión de expertos tampoco había sido convocada.

Desde la conselleria de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática se indicó ayer que todavía no se había respondido al escrito de Hila, pese a la urgencia de su petición, algo que harán «estos días». Tampoco se había fijado día para que se reúna la Comisión Técnica de Memoria Democrática, como exigía el alcalde de Palma, para que revise el listado de calles y demás elementos franquistas en Ciutat.

Por parte del Ayuntamiento, ayer no se quiso hacer ningún tipo de valoración sobre esta cuestión ni sobre el hecho de que el Ayuntamiento dio por bueno el listado remitido por el Govern, a excepción de cuatro calles.

El acta de sesión de la Comisión de Toponimia de Palma del pasado 17 de agosto recoge que se aceptó el censo elaborado por el Govern. Solo se plantearon dudas en cuatro calles después de que la entidad Memòria de Carrer les hiciera llegar su análisis sobre Gabriel Fuster Mayans ‘Gafim’ (periodista y político) y Gabriel Cortès Cortès (escritor y político). A estas dos, la Comisión añadió las calles dedicadas a Francesc Suau (regidor) y al Bisbe Miralles. Palma consideró que no tenían «la finalidad de la exaltación, personal o colectiva, de la revuelta militar, la Guerra Civil y la represión de la dictadura indicada por el artículo 25.2 de la Ley de Memoria Democrática» como motivo para retirarlas, «sino a los méritos y la trayectoria de las personas a las que se dedicaron estas calles».

La Comisión de Toponimia no cuestionó la inclusión de las calles a los almirantes Churruca, Cervera y Gravina, entre otros, que la pasada semana sí levantó duras críticas contra Cort y que obligaron a Hila a paralizar todos los cambios e incluso a reponer esas placas ya retiradas. Dicha comisión estaba formada por el concejal de Cultura y Bienestar Social, Antoni Noguera, como presidente; Llorenç Carrió regidor de Educación y Política Lingüística y responsable de Memoria Histórica, como vicepresidente; Francisca Niell, coordinadora general de Cultura; Gabriel Bibiloni Canyelles, representante de la UIB; Antoni Marimon Riutort, historiador; Bartomeu Bestard, cronista de la Ciutat; Miquel Vives Mascaró, jefe del Servei d’Assessorament Lingüístic, y Damià Sans Tous, secretario.

Compartir el artículo

stats