Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La EFM invertirá 900.000 euros en mejoras en el cementerio de Palma los próximos años

Un puente peatonal unirá los dos sectores separados por sa Riera

Cementerio de Palma.

Cementerio de Palma.

La Empresa Funeraria Municipal (EFM) tiene proyectadas mejoras en el cementerio de Palma por algo más de 900.000 euros durante los próximos años. Además de continuar con la reordenación del sector II, está prevista la construcción de un puente peatonal por encima de sa Riera para mejorar el acceso al tanatorio.

El cementerio de Palma, con dos siglos de historia, requiere de mantenimiento diario y de pequeñas obras, al margen de la reforma que se inició en 2016 y que se está ejecutando por fases para reordenar toda la parte más antigua y garantizar la seguridad de quienes lo visitan.

En 2019 se presentó el resultado de una primera fase, en la que se invirtieron 530.000 euros procedentes de los fondos de Capitalidad para mejorar el sector II. En ese momento, se crearon nuevos viales peatonales y se recuperaron espacios degradados.

El próximo septiembre, calcula Jordi Vilà, gerente de la EFM, podrán comenzar las obras de la segunda fase, por 640.000 euros, en el mismo sector. Con ellas se quiere crear un nuevo portal de acceso desde el camino de Ca l’Ardíaca y desde este punto se abrirá un nuevo vial central por terrenos que actualmente ocupan sepulturas. Por ello, la Funeraria trabaja en la recuperación de aquellas tumbas cuya concesión ha caducado y en la permuta de otras.

También se está licitando el cambio de la red de agua del sector III, una obra importante que implicará abrir todas las calles, remarca Vilà.

La tercera fase de la reforma de Son Tril·lo continuará con la reordenación de calles y abrirá nuevos viales, pero esta no comenzará hasta dentro de dos años como mínimo, calcula el gerente de la EFM.

Una obra que no está incluida en la reforma explicada y que Jordi Vilà considera necesaria, es la construcción de un puente peatonal sobre sa Riera, para unir las dos partes del cementerio que quedan separadas por este torrente y que obligan a la gente a dar una vuelta enorme para pasar del sector II al VI.

Esta intervención está presupuestada en 270.000 euros y la voluntad de la EFM es realizarla también en este año, pero dependerá de conseguir las licencias a tiempo.

Saber cuánta gente ha sido enterrada en el cementerio de Palma es un dato del que no dispone Jordi Vilà, quien señala que en cada una de las 44.500 unidades puede haber varias personas inhumadas.

En 2020, se dio sepultura a 2.027 personas y se exhumaron 321. Son datos similares a los de los últimos ejercicios, excepto 2018, cuando se ejecutaba la primera fase de reforma de la parte más antigua del cementerio, se produjo un incremento muy importante de las exhumaciones, 1.806 en total, debido a la necesidad de crear viales allí donde había tumbas, comenta Vilà.

Compartir el artículo

stats