Arca reclama el mantenimiento de las calles Gabriel Rabassa, almirante Churruca y almirante Gravina

La entidad recuerda que el motivo por el cual se dedicó en 1942 las vías a estos militares de la Marina "no tenía nada que ver con los nombres de los buques de guerra"

Arca ha terciado en la polémica suscitada por el cambio de nombre de varias calles franquistas y ha exigido al Ayuntamiento de Palma que mantenga las vías dedicadas a Gabriel Rabassa y a los almitrantes Gravina y Churruca.

Esta organización proteccionista "recuerda y defiende" que el motivo por el cual se dedicaron las calles a los almirantes Churruca y Gravina "no tenía nada que ver con el nombre de los barcos de guerra", por lo que "de ninguna manera cabe apreciar ninguna connotación franquista en su designación".

Según Arca, estas dos calles se inauguraron en 1942 "en recuerdo de estos marineros que murieron en la batalla de Trafalgar", tal como consta en los documentos históricos consultados.

En relación a la calle dedicada a Gabriel Rabassa, la organización proteccionista recuerda que fue "un defensor del patrimonio" y que el nombre de la vía fue aprobado "por el hecho de que esta persona impulsó la protección del patrimonio de los molinos se Mallorca". De hecho "fue pionero y fundador de la Asociación de Amigos de los Molinos, además de un hombre que fomentó la cultura de las islas".

Asimismo, afirman que "intentar rebuscar pasados vinculados con la Falange o el Franquismo se podría también extender a otros insignes mallorquines, como es el caso de Llorenç Villalonga, con una obra literaria en Catalán que, evidentemente, no llegaría a ningún sitio".

Acta de la aprobación de la calle dedicada al almirante Gravina.

Acta de la aprobación de la calle dedicada al almirante Gravina. / Arca

A criterio de esta entidad proteccionista las calles que fueron concedidas como homenaje a aquellas personas que ayudaron a instaurar o mantener el régimen franquista deben ser retiradas del callejero.

No obstante, una vez realizada durante bastantes años este cribado y modificación, "se debe ir con mucho cuidado" porque ahora, con la última decisión de Cort, "se puede caer en un revisionismo muy equivocado y nocivo para la convivencia". De hecho, en una primera revisión manifiestan que han encontrado "estos tres errores, que consideramos que se deben corregir urgentemente para no confundir a la ciudadanía ni faltar al rigor ni a la veracidad histórica".

Acta de aprobación de la calle al almirante Churruca en 1942.

Acta de aprobación de la calle al almirante Churruca en 1942. / Arca