Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Angélica Pastor Montero: «La Seu se quedará a oscuras si no se cambia la iluminación exterior»

Como concejala de Infraestructuras ha recibido numerosas críticas por su proyecto de peatonalizar Nuredunna y ahora sigue adelante con el de la iluminación de la Catedral de acuerdo con el Cabildo

La actual concejala de Infraestructuras, Angélica Pastor, en su despacho.

La actual concejala de Infraestructuras, Angélica Pastor, en su despacho.

Angélica Pastor Montero es una de las concejalas del equipo de gobierno más resolutivas. No siempre sus decisiones son compartidas con parte de la ciudadanía, aunque ello no le paraliza ni le impulsa a dar marcha atrás, como en el caso del eje cívico de Nuredduna.

¿Por qué se niega a parar el proyecto de Nuredduna, pese a la contestación vecinal?

¿Es algo malo para la barriada o para la ciudad? Estamos hablando de peatonalizar.

¿Qué proceso participativo se siguió para concretar este proyecto?

En el Plan de Movilidad Urbana Sostenible de 2014 ya el eje de Nuredduna estaba recogido. Durante la pasada legislatura realizamos numerosas reuniones con las entidades y con el distrito de Llevant y siempre dijimos que nuestra intención era convertir esta calle en peatonal y nunca nos encontramos ninguna oposición. Ha sido una vez que se ha visto que el proyecto tomaba forma y que ya tenía visos de ser ejecutado cuando han salido voces discordantes como Arca y Flipau.

Precisamente estas entidades afirman que no es verdad que se presentara como peatonal.

Ellos pueden decir lo que piensen y consideren, pero yo les recuerdo que nosotros, no ya como equipo de gobierno, sino como PSOE, nos presentamos a las elecciones con la peatonalización de Nueredduna en nuestro programa y habiendo hablado toda la pasada legislatura sobre este proyecto.

¿Qué alternativas se dará a la pérdida de aparcamientos en la zona?

La alternativa la hemos contado muchas veces. Consiste en el rescate de la concesión del estacionamiento subterráneo de las Avenidas, que finaliza a finales de este año. Parte de estas plazas se ofertarán para residentes. También está en proyecto por parte de la SMAP la construcción del estacionamiento soterrado en Metge Josep Darder.

¿Cómo se va a garantizar el funcionamiento del transporte público y la conectividad?

En este caso lo único que hacemos es mover una parada de autobús de una línea que pasa por el túnel que se ciega, y se pasa a la parte de la plaza de las Columnas que no se peatonalizará. No supone un gran agravio ni para los usuarios del transporte público ni para los de la vía. Al revés, las alternativas existen y se mantiene el mismo transporte público existente en la actualidad. Si una de las premisas para oponerse a este proyecto es afirmar que se va a eliminar el transporte público, pueden ir quitando esta máxima del argumentario porque no se corresponde con la realidad.

El anuncio de invertir 700.000 euros en otras calles de la barriada se ha interpretado como un intento de comprar voluntades.

Hagamos lo que hagamos nunca va a llover a gusto de todos, esto está claro. Lo cierto es que esta propuesta se plantea tras las conversaciones que tuvimos en la anterior legislatura con las entidades del Distrito Municipal de Llevant y que también hemos pactado con las entidades que se han sentado con nosotros para explicarles el proyecto de Nuerdduna. Por tanto esta propuesta sale del acuerdo con asociaciones de vecinos como la de Pere Garau, la de Son Coc, Plaza de las Columnas y la asociación de ciudadanos chinos.

¿No sería más adecuado destinar esta cantidad a otras barriadas?

Una cosa son los grandes proyectos o proyectos de ciudad, que se financian con dinero procedente del remanente, de la capitalidad o de algún ingreso que no es del presupuesto propio. El que se invierte en las barriadas proviene del propio. Además, lo que planteamos en Pere Garau lo estamos haciendo habitualmente. Es verdad que en unas se invierte más y en otras menos. Pero, por ejemplo, en el Camp Redó se han invertido más de 500.000 euros, no solo en la zona de viviendas sociales, también en el plan de aceras de toda la barriada. En 2020 no hemos parado de mejorar calles y vías con el presupuesto propio, hasta alcanzar casi los 15 millones.

Pero en el caso de la intervención en Nuredduna no disponen del dinero, puesto que han tenido que formalizar un préstamo por 3,1 millones.

En este caso nos hemos tenido que endeudar ya que con presupuesto propio no podemos ejecutar una obra de 3 millones de euros, porque necesita licitación. Las anteriores intervenciones que le he comentado se ejecutan con las previsiones de las contratas municipales ya adjudicadas. También tendremos que acudir a la financiación externa para ejecutar los proyectos del Parc de Sa Riera o el de Son Dameto Verd».

¿Ya se ha decidido a qué proyectos destinará del dinero con el que se debía cambiar la iluminación exterior de la Seu?

No se va a renunciar a este proyecto. Se va a ejecutar después de que la comisión del Patrimonio ha dado su conformidad con una serie de modificaciones. Ahora está pendiente de la comisión del Centro Histórico del Ayuntamiento.

¿Qué cambios se han introducido?

Se han cambiado los báculos inicialmente previstos por otros más clásicos y se ha adaptado toda la instalación interior a las condiciones pactadas con la Catedral.

Así pues no se tendrá en cuenta la oposición de Arca.

Nosotros hemos hablado con el Cabildo de la Seu de las necesidades que tiene y hemos ajustado el proyecto al presupuesto que tenemos que es de 2,4 millones, uno de ellos aportado como mejora por la empresa que se hace cargo del mantenimiento del alumbrado público. El resto lo aportará Cort para proceder también al cambio de toda la instalación, que está completamente obsoleta y no pasa ninguna inspección. Si no lo hacemos la Catedral se quedará a oscuras y a ver qué gobierno municipal lo aguanta.

Compartir el artículo

stats