Un amplio despliegue policial permitió ejecutar uno de los ocho desahucios programados para ayer, cinco de ellos en el mismo edificio. El resto de lanzamientos no se llevaron a cabo por diferentes motivos.

Stop Desnonaments se movilizó ya a primera hora de la mañana ante los cinco desahucios programados para ayer en un mismo edificio de Sa Llonja, en la calle Jaume Ferrer, número 6, en el que finalmente solo se desalojó un piso en el que vivían varias personas. Un numeroso dispositivo policial desmontó la barrera que habían formado los activistas frente al portal del edificio y permitió llevar a cabo el lanzamiento del cuarto piso.

El portavoz de Stop Desnonaments, Joan Segura, explicó que el segundo piso, que también debía ser desalojado ayer, ya se había vaciado cuando llegó la comisión judicial. Los desahucios del primero y del tercero se suspendieron mientras que el del ático tampoco se ejecutó por razones que Segura no pudo detallar por falta de información.

Edificio de la calle Jaume Ferrer.

Edificio de la calle Jaume Ferrer. Stop Desnonaments

En el piso que ayer fue desalojado vivían cinco personas, entre ellas una madre con dos hijas. Stop Desnonaments criticó la intervención policial, ya que los agentes les habían impedido mantener la barrera ante el portal apartándolos a la fuerza.

Los desahucios en este edificio afectaban tanto a antiguos inquilinos como a okupas. Se trataba de «una situación compleja», declaró Segura, ya que su organización desconocía las circunstancias de todos los afectados.

El portavoz de Stop Desnonaments comentó que se trataba de varias personas mayores de 50 años, en una situación difícil, además de una víctima de violencia de género. 

Además, Segura denunció que la Oficina Antidesahucios de Palma había incumplido con su deber de realizar un informe de vulnerabilidad de uno de los inquilinos.

Stop Desnonaments confirmó la suspensión de otros tres desahucios en Palma programados para ayer, uno de ellos en la plaza Progreso que se había aplazado a principios de este mes y otros dos en Son Gotleu.

Los policías apartaron a los miembros de Stop Desnonaments del portal. Manu Mielniezuk