Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El coronavirus supuso un gasto no previsto de 44 millones para las arcas del ayuntamiento de Palma

A lo largo del año pasado la concejalía de Hacienda de Cort tuvo que modificar partidas del presupuesto o solicitar préstamos bancarios para hacer frente a la crisis derivada de la pandemia equivalentes al 10% de las previsiones iniciales

Los trabajos de limpieza y desinfección de Emaya costaron dos millones de euros más.

Los trabajos de limpieza y desinfección de Emaya costaron dos millones de euros más.

La cuantía de los gastos imprevistos a los que tuvo que hacer frente a lo largo del pasado año el Ayuntamiento de Palma con el fin de paliar las consecuencias negativas ocasionadas por la crisis sanitaria, económica y social provocada por la propagación de la covid-19 alcanzó los 44 millones de euros, lo que representa un 10% del presupuesto municipal.

Según la información proporcionada por la concejalía de Hacienda de Cort, la dispensa en el pago de la tasa fijada por la ocupación de la vía pública con mesas y sillas a bares y restaurantes que se aplicó prácticamente desde la declaración del estado de alarma supuso una disminución de los ingresos previstos por este concepto de 1.583.605,59 euros.

A esta cantidad hay que añadir los 331.560 euros que la Societat Municipal d’Aparcaments (SMAP) dejó de ingresar por los estacionamientos de pago situados en zona ORA.

Por lo que se refiere a las ayudas directas a familias, la concejalía de Cultura y Bienestar Social hizo un desembolso de 10,5 millones de euros extra, 10,1 de los cuales se utilizaron para la concesión de distintas ayudas urgentes y 259.534 euros para la concejalía de Justicia Social.

En el apartado de ayudas directas a empresas y autónomos, si bien el Ayuntamiento no aprobó el año pasado ni, por el momento, tiene previsto aprobar en este, ninguna bonificación de impuestos municipales, sí que concedió subvenciones valoradas en 1,9 millones distribuidas en 1,8 millones en ayudas directas a empresas y autónomos y 100.000 euros destinados a la inversión.

Los distintos departamentos municipales tuvieron que soportar también gastos imprevistos en materia sanitaria y de protección valorados por la hacienda municipal en 1,6 millones.

De esta forma, 340.126 euros se destinaron a la compra de material sanitario; 189.497 a otros suministros e inversiones relacionadas con la covid-19; 670.000 euros a la adquisición de equipos de protección para el personal de Emaya; 200.000 euros para el personal de la EMT y otros 250.000 euros para el de la Empresa Funeraria Municipal (EMT).

El presupuesto de este año prevé un gasto para distintas partidas covid-19 de 11,9 millones que, según el concejal de Hacienda, Adrià García, se irá modificando en función de las necesidades.

24,6 millones para la EMT y la SMAP

Tres empresas municipales necesitaron una «inyección de liquidez» por parte del Ayuntamiento de Palma por un importe de 24,6 millones con el fin de compensar las pérdidas de ingresos provocada por la covid-19 y, en el caso de la funeraria municipal, por el aumento de gastos. La EMT recibió 14,5 millones de euros extra, la Societat Municipal d’Aparcaments i Projectes (SMAP), que además de los aparcamientos municipales también gestiona la ORA y la bicicleta pública, recibió cinco millones y la Funeraria Municipal otros dos. A estas cantidades hay que sumar 1,1 millones adicionales para el departamento de Infraestructuras para la limpieza y mantenimiento, dos millones a Emaya destinados a limpieza y desinfección, 448.261 euros para el refuerzo de personal y 106.741 para comunicación.

Compartir el artículo

stats