El Ayuntamiento de Palma ha previsto comenzar a pagar la semana que viene las ayudas a familias que enviaron a sus hijos a escuelas de verano. Estas subvenciones, de 150 euros mensuales o 75 quincenales, se convocaron hace medio año dentro del plan de medidas extraordinarias de conciliación anunciado en junio por el Govern balear, destinado a paliar los efectos de la covid.

La demora de medio año en resolver la convocatoria efectuada por el Consell a través de los consistorios se ha debido a la profusión de documentación que se solicitó a los demandantes, que ha obligado al IME a revisar y completar la práctica totalidad de las peticiones. Una vez concluido el trámite burocrático, la Tesorería municipal ha dado ya la orden de pago a las familias.