Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aumentan los propietarios atendidos por antidesahucios por el impago del alquiler

En los últimos meses entre 15 y 20 arrendatarios han alegado su situación de vulnerabilidad para exigir que se ejecute el lanzamiento

Aumentan los propietarios atendidos por antidesahucios por el impago del alquiler

Aumentan los propietarios atendidos por antidesahucios por el impago del alquiler

No todos los propietarios de viviendas alquiladas son grandes inversores o disponen de ingresos suficientes para vivir si dejan de cobrar el alquiler de sus viviendas.

Por ello, desde la oficina antidesahucios del ayuntamiento de Palma en los últimos meses, coincidiendo con el recrudecimiento de la pandemia provocada por la covid-19 y el alargamiento de la situación de crisis y parálisis económica, se han encontrado con un fenómeno apenas inexistente a principios del año pasado.

Se trata de la solicitud por parte de propietarios de viviendas alquiladas de que se les realice un informe de vulnerabilidad, alegando que ellos necesitan los ingresos del alquiler que han dejado de cobrar de sus arrendatarios por la también situación precaria en la que se encuentran.

Desde la dirección general de la Vivienda del ayuntamiento de Palma han confirmado que, en los últimos meses, han recibido «entre 15 y 20» solicitudes de estas características, que antes de la pandemia eran prácticamente inexistentes.

El director general de la vivienda de Cort, Josep Maria Rigo, manifestó que, por lo general, se trata de propietarios mayores que viven con un familiar y que han decidido alquilar su anterior vivienda habitual con el fin de disponer de unos ingresos que necesitan para su subsistencia. En otras ocasiones se trata de personas que están pagando una hipoteca con los ingresos del alquiler de una anterior propiedad y que si dejan de ingresar este dinero no podrán hacer frente a los plazos y, en consecuencia, estarían en peligro de perder su casa.

Asimismo, también se han recibido solicitudes por parte de propietarios que, por su edad o por sufrir algún tipo de minusvalía, alegan que, con el dinero procedente del alquiler que han dejado de ingresar, estaban pagando los servicios de una cuidadora.

En cualquier caso, según Rigo, estos informes siempre se realizan por parte de un trabajador o trabajadora social a petición del propietario, de su representante legal o bien del juez que tramita la solicitud de lanzamiento de los inquilinos afectados por el posible lanzamiento y que, a su vez, han solicitado un informe de vulnerabilidad alegando no disponer de recursos ni de una solución habitacional en el caso de que deban abandonar su casa.

La decisión final sobre si se ejecuta o no el lanzamiento siempre corresponde al juez.

20 desahucios programados para enero

La oficina antidesahucios del ayuntamiento de Palma tenía constancia a finales del pasado año de que, para el mes de enero del presente los juzgados tenían programados la ejecución de un total de 20 desahucios en la ciudad, tres para el mes de febrero y uno para marzo. 

Con el real decreto del Gobierno central dictado el pasado 22 de noviembre queda suspendido el procedimiento de desahucio para personas vulnerables sin alternativa habitacional mientras dure la alarma provocada por la propagación de la covid-19.

Compartir el artículo

stats