Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Palmario

La Policía inicia una ronda de contactos con entidades vecinales

Adrover, con la Federació  de Veïnats de sa Ciutat de Palma.

Adrover, con la Federació de Veïnats de sa Ciutat de Palma.

El área de Seguridad Ciudadana ha iniciado una serie de contactos con los representantes de entidades ciudadanas y asociaciones de vecinos con el fin de «escuchar sus reivindicaciones e inquietudes, tratar cuestiones de convivencia y establecer vías de colaboración». La concejala Joana Maria Adrover, junto con el jefe de la Policía Local, José Luis Carque y el mayor Miquel Quetglas, se han reunido ya con las asociaciones de vecinos de Son Dameto, Son Rapinya, Son Cotoner, la Federació de Veïnats de sa Ciutat de Palma y el Grupo Güell. En estos encuentros se han tratado asuntos relacionados con la Policía de Barrio, personas mayores, las entradas y salidas de colegios y la recogida de vehículos abandonados, entre otras cuestiones. Se asegura que ha habido buena disposición por ambas partes. Asimismo, el jefe de la Policía también participó en una reunión con el grupo Güell, en la que se plantearon distintas actividades en torno a la memoria de Tolo Güell, promotor de la marcha popular Des Güell a Lluc a Peu.

¿Por qué se suspende el discurso del alcalde en la Festa de l’Estendard? 

Ha llamado la atención que uno de los actos que han caído del programa de la Festa de l’Estendard sea el tradicional discurso del alcalde en el que, desde tiempos inmemoriales, la primera autoridad municipal hace un balance del año que acaba. Oficialmente la excusa es que no tiene sentido hacer este discurso si no lo pueden escuchar ciudadanos en directo a pie de plaza. No obstante, se evita recordar que este formato apenas se realiza desde hace una década, cuando, siendo alcaldesa Aina Calvo, comenzó a pronunciarlo en la plaza de Cort y no en el salón de plenos como se hacía hasta aquel momento.

Poca afluencia de compradores en los mercados municipales 

Al menos eso fue así a primeras horas de la mañana, cuando apenas en el del Olivar apenas había media docena de puestos abiertos al público.

Compartir el artículo

stats