El alcalde y los concejales del Ayuntamiento de Palma puestos en pie han aplaudido al finalizar la tanda matinal del pleno ordinario correspondiente al presente mes de noviembre a Miquel Caldentey, que ocupa el cargo de Mayordomo y que se jubila tras 48 años de servicio.

El alcalde, José Hila, ha querido homenajear al funcionario, que hoy asiste por última vez estando en activo a un pleno de la institución municipal. El aplauso ha cogido por sorpresa al homenajeado, quien, emocionado, ha agradecido el reconocimiento dirigiéndose a los presentes "utilizando por primera vez en 48 años los micros del salón de plenos para hablar en público".