Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras del instituto de Son Ferriol deberán esperar al menos hasta 2022

El Ayuntamiento, pese a que en febrero del año pasado aprobó la cesión de 19.500 metros cuadrados en Son Llàtzer Vell, aún no ha encargado el proyecto de dotación de servicios, por lo que el acuerdo aún no es efectivo

Cort ha cedido 19.500 metros cuadrados de los más de 70.000 de Son Llàtzer Vell.

Cort ha cedido 19.500 metros cuadrados de los más de 70.000 de Son Llàtzer Vell. DM

Las obras para la construcción del nuevo instituto de Son Ferriol, reclamado desde hace más de 30 años, no se podrán iniciar, en el mejor de los casos, hasta finales del próximo año, o principios de 2022.

Pese a que en febrero del año pasado el Ayuntamiento acordó la cesión de 19.500 metros cuadrados de los más de 70.000 que tiene la finca de propiedad municipal de Son Llàtzer Vell, aún no se ha ejecutado la dotación de servicios, consistente en la conexión del agua potable, la energía eléctrica y la acometida de la red de alcantarillado, algo imprescindible para que la conselleria de Educación disponga del solar y pueda redactar el proyecto de ejecución y licitar las obras.

El concejal de Educación de Cort, Llorenç Carrió, a preguntas del grupo municipal del PP, informó en el pleno que su departamento ya dispone de una partida de 28.000 euros para la redacción del proyecto y la dirección de las obras de la dotación de servicios.

Se prevé que en el presupuesto del próximo año la concejalía de Modelo de Ciudad incorpore a su presupuesto la partida necesaria para la ejecución de estas obras, por lo que Carrió estima que en el primer cuatrimestre del próximo año podrían estar realizadas. Ahora se está negociando con Educación que, de forma paralela a la dotación de servicios, se encargue el proyecto de ejecución del nuevo centro y se inicie su licitación, tramitación que se prolongaría probablemente el resto del próximo año, de ahí que las obras no puedan iniciarse antes de 2022.

Poco después del acuerdo de cesión del solar, el Govern declaró, también en febrero del pasado año, la declaración del proyecto como de utilidad autonómica, lo que permite construirlo en suelo rústico, calificación urbanística de la totalidad de la finca de Son Llàtzer Vell.

El nuevo centro también está contemplado en el plan de construcción de infraestructuras educativas 2019/2023, con un presupuesto inicial que ronda los 6 millones de euros. El nuevo centro dispondrá de 24 aulas y en él se impartirán cursos de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional. Dará servicio, además de a Son Ferriol, a su área de influencia.

Paso a paso

Carrió manifestó que, pese a que la construcción de este centro es una reivindicación de décadas que hasta ahora no se ha hecho realidad, desde el Ayuntamiento se pretende ir «paso a paso» hasta su consecución.

Recordó asimismo que en los últimos diez años el Govern no ha construido ningún nuevo centro educativo en la ciudad, pese a que, antes de la pandemia, Palma tenía un crecimiento medio de 400 alumnos anuales.

Compartir el artículo

stats