El ayuntamiento de Palma estudia el cierre de algunas calles por Navidad para permitir que los comerciantes puedan sacar sus escaparates a la vía pública y que se puedan hacer otras actividades, como se hace en otras ciudades, informó ayer el concejal de Promoción Económica, Rodrigo Romero.

El regidor comentó que Cort contempla la posibilidad de que algunas calles se puedan cerrar determinados días durante la campaña de Navidad y que es una medida que ya están hablando con patronales del pequeño comercio.

Por otra parte, Afedeco presentó ayer la campaña de promoción de los comercios del centro «De Compres?: Mira per Palma!». Los participantes, viandantes que paseen por la ciudad, deben hacerse una foto con los anteojos ideados para esta campaña y publicarla en su Facebook o Instagram para participar en un sorteo para conseguir un premio.