Las dos patronales del pequeño comercio, Afedeco y Pimeco, niegan que estén negociando con el Ayuntamiento de Palma el cierre de algunas calles de la ciudad por Navidad, tal como ha manifestado la primera entidad en una nota de prensa tras conocer las declaraciones del concejal de Comercio.

Desde Afedeco muestran su “asombro”, ya que no tienen “ninguna constancia de esta medida”, como también les han asegurado sus colegas de Pimeco. “No entendemos cómo el regidor de Promoción Económica, Rodrigo Romero, puede hacer tal afirmación y queremos preguntarle con qué patronal lo está negociando” porque ellos se han “enterado por la prensa”, según el presidente de Afedeco, Antoni Gayà.

La patronal exige a Cort “más empatía con las decisiones que afectan a los comerciantes”. En lugar de “copiar modelos y mirar a otras ciudades”, pide al concejal “que se pasee por las calles, entre en los pocos comercios que quedan abiertos y pregunte a quien está detrás del mostrador qué es lo que necesita Palma para construir un modelo de ciudad acorde a nuestras necesidades y no a necesidades de otras ciudades que poco o nada tienen que ver con nosotros”, ha reclamado Gayà.

Por su parte, la portavoz del comité autonómico de Ciudadanos (Cs) Baleares, Patricia Guasp, ha exigido "un plan de rescate para el comercio de proximidad a imagen del que han hecho otros países, como Alemania”.

Guasp, que el viernes se reunió con los representantes de la patronal Afedeco, ha subrayado que el comercio de proximidad “se encuentra en una situación dramática, con cifras tan alarmantes e inasumibles como que el 35 por ciento de los comercios de Palma han tenido que cerrar por la crisis de la covid-19”.